Huawei también se queda fuera de la Wi-Fi Alliance, sus futuros smartphones no podrían tener Wi-Fi

Huawei sigue sufriendo nuevos vetos, y el último de ellos es bastante doloroso, ya que llega por medio de la propia Wi-Fi Alliance, la organización encargada de establecer los estándares de esta tecnología de conectividad inalámbrica, lo que se traduce en que los próximos terminales de la compañía no pueden emplear esta conexión indispensable para cualquier dispositivo móvil a día de hoy, por no hablar de los routers.

Entre las marcas colaboradoras con la organización nos encontramos a compañías que ya han vetado a Huawei: Intel, Qualcomm, Microsoft o un rival directo, Apple.

Huawei P Smart Z 740x582 0

Al igual que sucede con el veto de la SD Alliance, Huawei no podrá emplear en sus futuros terminales un diseño que permita la utilización de tarjetas SD, un pequeño arañazo en sus planes ya que esto se solventa añadiendo más capacidad a sus dispositivos para compensar, o claro, la compañía ya se había adelantado con sus Huawei Mate 20 ofreciendo su propio estándar ND Card. En el caso del Wi-Fi, también hay un plan B, aunque este plan B pasaría por el Li-Fi, una conexión que promete ser 100 veces más rápida que el WiFi con una velocidad de transmisión de datos de 1GB por segundo, aunque los experimentos llevados a cabo por el laboratorio de la Universidad de Oxford consiguieron transferir 22GB de datos por segundo.

Si bien es una conectividad mucho más rápida, tenemos serios problemas aquí, el primero de ellos es que esta tecnología aún no está disponible, y cuando la esté, será necesario que todos los usuarios sustituyan sus routers para otorgar compatibilidad a esta tecnología. Está claro que estos vetos llegan con la única finalidad de que China llegue a un acuerdo fructífero con los Estados Unidos, por que tal y como están las cosas, Huawei desaparecería del mercado de los teléfonos inteligentes pese a ser el segundo fabricante a nivel mundial.

"Huawei valora sus relaciones con todos los socios y asociaciones de todo el mundo y comprende la difícil situación en la que se encuentran", dijo un portavoz de la compañía en un comunicado a Nikkei. "Tenemos la esperanza de que esta situación se resolverá y estamos trabajando para encontrar la mejor solución".

Los organismos que establecen los estándares se han convertido en nuevos campos de batalla globales, donde los actores de la industria luchan para influir en el desarrollo de la tecnología a su favor. La exclusión podría poner a Huawei en desventaja al expandir su negocio en el extranjero.

"Esas alianzas y consorcios son en su mayoría para que grandes compañías occidentales de gran bolsillo muestren su fuerza y hagan contribuciones cuando se formulen los nuevos estándares", dijo a Nikkei un alto ejecutivo de la industria de chips, cuya compañía está en ambos consorcios.

Artículos relacionados