Las CPUs Intel Comet Lake-S de 10 núcleos requieren de un nuevo socket, el LGA1151v2

Intel lo ha vuelto hacer. La próxima generación de procesadores Intel Comet Lake-S no solo no serán compatibles con las actuales placas base del mercado, sino que necesitarán de un nuevo socket para funcionar. En concreto nos encontraremos con el socket LGA1151v2, una versión revisada del actual socket LGA1151v1 que finalmente se demostró que era innecesario para emplear las nuevas CPUs de 6 y 8 núcleos, así que ahora está por ver si este nuevo socket es realmente necesario, y obligatorio, para soportar las nuevas CPUs @ 14nm++ que están por llegar con una configuración de hasta 10 núcleos y 20 hilos de procesamiento.

MSI MEG Z390 Godlike 13 740x422 0

Este nuevo socket LGA1151v2 también irá ligado a unos nuevos chipsets de la serie Intel 400 e Intel 495, por lo que es lógico pensar un bloqueo mediante BIOS para evitar el funcionamiento de la 10ª Generación de CPUs en cualquiera de las placas base existentes, obviamente teniendo que irnos a por una placa base con el chipset Intel Z490 para aprovechar el máximo el potencial de las CPUs tope de gama 'K' con overclock desbloqueado.

Por otro lado, el chipset Intel 495 Series estará diseñado para los futuros procesadores Intel Ice Lake-S, pero claro, estamos hablando de las CPUs @ 10nm, y estas no llegarán hasta el año 2022 según la última hoja de ruta. Eso sí, a mediados de este año veríamos las primeras CPUs @ 10nm de la compañía, pero para equipos portátiles de muy bajo consumo y potencia, pues solo llegarán en configuraciones de 2 núcleos.

vía: wccftech

Artículos relacionados