Las CPUs Intel Celeron y Pentium ahora son compatibles con los SSD Intel Optane Memory

Intel ha anunciado que sus unidades SSD con utilidad de memoria caché, conocidas como Intel Optane Memory, ahora son compatibles con las CPUs más modestas como son los Intel Celeron e Intel Pentium de 8ª Generación, es decir, las CPUs más básicas pero que estén dotadas de la microarquitectura Coffee Lake.

Este movimiento llega dos años después de que estas unidades vieran la luz y se vendieran como un componente Premium que únicamente era compatible con procesadores de escritorio Intel del segmento 'mainstream' como los Intel Core i3 y Core i5 o la gama alta como los Core i7, por no mencionar el uso de placas base de gama media-alta que otorgaban compatibilidad con la tecnología.

Intel Optane Memory H10 740x229 0

Ahora, para intentar aumentar su popularidad en los sistemas más básicos, Intel actualizó los controladores de las unidades Intel Optane Memory junto a los controladores del Intel RST (Intel Rapid Storage Technology). Obviamente, la placa base también debe soportar las unidades Optane Memory  para su correcto funcionamiento tras conectarlo a un puerto M.2 controlado por el chipset.

Por desgracia para Intel, sus unidades ya no suponen ninguna ventaja frente a los SSD, básicamente por sus altos precios. Mientras que los SSDs están viendo como sus precios se reducen a pasos agigantados, a día de hoy, un Intel Optane de 16 GB de capacidad cuesta 34 euros, mientras que el modelo de 32 GB alcanza los 59 euros, mientras que por 34 euros ya podemos acceder a SSDs SATA III de 240 GB de capacidad y desde 40 euros en sus variantes M.2, lo que ayuda a mejorar el rendimiento al poder ejecutar todo nuestro sistema dentro de la unidad en vez de solo acelerar las aplicaciones que mas usemos con una tecnología caché.

Artículos relacionados