La próxima consola portátil GPD Win Max usará una APU AMD Ryzen

GPD es únicamente conocida por lanzar consolas portátiles basadas en el sistema operativo Windows para un nicho de mercado muy concreto, y ahora sabemos que la compañía está ultimando los detalles de su GPD Win Max, su nueva consola de nueva generación donde el salto más notorio de rendimiento lo encontramos en dejar de lado a Intel para colaborar con AMD, y esto implica decir adiós a una CPU Intel con gráficos integrados por emplear una mucho más eficiente y potente APU AMD Ryzen.

GPD Win Max 1 0

En concreto, la GPD Win Max emplearía una APU AMD Ryzen Embedded V1605B con 4x núcleos Zen + 8 hilos a una frecuencia Base/Turbo de 2.00/3.60 GHz acompañada de unos gráficos AMD Radeon Vega 8 con 512 Stream Processors @ 1.10 GHz junto a una controladora de memoria DDR4 @ 2400 MHz, un notario salto de rendimiento respecto a la CPU Intel Core m3-7Y30 de 2 núcleos con los gráficos Intel HD Graphics 615. En memoria RAM, existirían varias variantes, por lo que es lógico pensar en 4GB 8GB de memoria RAM LDDR4 con distintas capacidades de almacenamiento.

GPD Win Max 3 740x482 1

La GPD Win Max llegaría en algún momento del vigente año con una pantalla superior a las 6 pulgadas, un almacenamiento SSD M.2, y grandes dotes de conectividad como el resto de modelos, lo que se traucirá en conectividad WiFi + Bluetooth, lector de tarjetas microSD, puertos USB Type-A y Type-C, salida de vídeo en forma de HDMI,

Respecto al precio, será cara, recordando que el modelo anterior, la GPD Win 2, tenía un precio de 529 euros para el modelo más básico durante su financiación en Indiegogo, y eso que sus gráficos integrados Intel únicamente permitían ejecutar los juegos a una resolución de 1280 x 720 píxeles con calidad gráfica Baja.

GPD Win Max 2 740x562 2

vía: Liliputing

Artículos relacionados