GameStop generó unas pérdidas de 1.125 millones de euros durante el 2018

GameStop ha publicado sus resultados financieros catastróficos, ya que el año fiscal de 2018, que finalizó el pasado 2 de febrero, reveló una pérdida masiva y letal de nada menos que 673 millones de dólares, poco más de 600 millones de euros con el cambio actual, por lo que la compañía sufrió una sangría de 50 millones de euros al mes.

Lo peor de todo, es que estos números tienen en cuenta la venta parcial del negocio de 700 millones de dólares (625 millones de euros,), por lo que la compañía realmente había generado unas pérdidas de 1.225 millones de euros, es decir, algo más de 102 millones de euros al mes.

GameStop

GameStop parece ser consciente de cuán grave es la situación, porque anunció una "iniciativa de ahorro de costes y mejora de beneficios" que incluirá "eficiencias de la cadena de suministro, mejoras operativas, ahorros de gastos y optimización de precios y promociones", entre otras cosas. GameStop dice que no ve que esta iniciativa afecte su desempeño en 2019, pero espera que a la larga sea bueno para su salud financiera y, sobre todo, para su futuro.

Como era de esperar, el aumento de las ventas digitales, así como la disminución de ventas físicas, y las exclusividades de las mismas como puedan tener otras cadenas como de Best Buy, son factores claves que afecta seriamente a su viabilidad, por lo que la compañía tendrá que realizar una rápida conversión de su negocio si no quiere irse a la bancarrota. En España con GAME ha sucedido algo similar, donde la compañía ya lleva cerca de 1 año ofreciendo periféricos gaming, componentes informáticos, equipos de sobremesa y portátiles gaming para aumentar los beneficios.

vía: Gamingbolt

Artículos relacionados