Ford admite que las expectativas de los vehículos autónomos eran demasiado altas

Jim Hackett, CEO de Ford, fue el encargado de reducir las esperanzas sobre los planes de su compañía relacionados con los vehículos autónomos, admitiendo que los primeros vehículos no serán completamente autónomos y tendrán límites cuando una gran flota de vehículos con tecnología de conducción autónoma lleguen en el año 2021. Concretamente dijo que “sus aplicaciones serán limitadas, lo que llamamos geo-cercado, porque el problema es muy complejo“.

Ford tiene grandes papeletas para ser unos de los reyes de la conducción autónoma en los próximos años, y es que la compañía ha invertido más de 4.000 millones de dólares en el desarrollo de su propia tecnología autónoma hasta el 2023, a lo que se le suma una inversión de otros 1.000 millones de dólares en Argo AI, una empresa de inteligencia artificial que está creando un sistema de controlador virtual. Actualmente, Ford está probando sus vehículos autónomos en Miami, Washington D. C. y Detroit.

Vehiculo autónomo Uber

Después de años de exageraciones y miles de millones de dólares en inversiones, algunas otras compañías también están admitiendo que las expectativas de vehículos que se conducen por sí mismos quizás eran demasiado altas.

Uber predijo a principios de esta semana que su propia flota de vehículos autónomos tendrían una larga espera hasta que finalmente lleguen a la carretera. Waymo lanzó su servicio de taxi autónomo a fines del año pasado, pero no lo ha abierto al público en general ni lo ha expandido más allá de algunas áreas geo-cercadas en Phoenix, Arizona.

Pese a que el CEO de Ford indicara los límites e la tecnología en el presenta, dejó claro que creía en el potencial de su tecnología: “Cuando pongamos esto en el mercado, será realmente poderoso“.

vía: Engadget

Artículos relacionados