El ser humano ve por primera vez en su historia una fotografía real de un agujero negro

Hoy, por primera vez en la historia de la humanidad, los científicos detrás del telescopio Event Horizon han conseguido realizar una fotografía real de un agujero negro después de llevar una gran cantidad de años imaginándonos cómo serían mediante imágenes generadas por ordenador.

Este agujero negro supermasivo se encuentra en el centro de la enorme galaxia Messier 87 (M87), a unos 53 millones de años luz de distancia respecto a la Tierra, y como el agujero en sí es ‘invisible’, lo que se ha podido capturar es la “sombra” creada a medida que el horizonte de eventos se dobla y absorbe la luz.

agujero negro

Para capturar esta instantánea se ha requerido de una colaboración mundial. Concretamente, fue necesario unificar el trabajo de ochos telescopios desplegados por los cinco continentes del planeta respaldados por cientos de investigadores.

Según los científicos del Event Horizon, un telescopio convencional tendría que ser aproximadamente del tamaño de la Tierra para tomar esta instantánea enparticular del agujero negro en el centro de M87. Individualmente, ninguno de los telescopios estuvo a la altura, pero al coordinar sus esfuerzos, los investigadores pudieron llegar a M87 recolectando grandes cantidades de datos en el proceso.

“Esta es una imagen que habrías visto si tuvieras ojos tan grandes como la Tierra y estuvieras observando en con ondas de radio”, dijo un científico del proyecto Event Horizon Telescope.

Si bien las observaciones tardaron solo una semana en reunirse durante el mes de abril de 2017, la clasificación a través de las vastas cantidades de datos llevó meses. Solo ponerlo todo en un solo lugar fue un gran desafío. Todos esos datos se registraron en discos y luego se enviaron físicamente a ubicaciones centralizadas donde fueron analizados por un superordenador durante meses para obtener la imagen que vemos hoy.

Además de la fotografía, los científicos tienen otras tres misiones más complicadas por completar: conocer cómo crecen los agujeros negros y ver por qué eventualmente expulsa el material que orbita en torno a él; por qué el material que rodea al Sagittarius A (el agujero negro que está en el centro de nuestra galaxia) es inusualmente tenue; y revisar la teoría científica de la relatividad de Einstein con más de 100 años de antigüedad.

Artículos relacionados