Un Tesla Model S termina sumergido en un río: su dueño asegura que el vehículo aceleró solo

Evidentemente nadie quiere tener un accidente de coche, pero hay ocasiones en las que ningún ocupante del vehículo resulta herido y la situación es cuanto menos cómica. Y es que el pasado miércoles, un Tesla Model S acabó en un río de Shanghai, cerca de una estación de Supercargadores de la misma compañía estadounidense.

Tesla Model S río china 740x367 0

Xiao Chen, el conductor y propietario del vehículo, asegura que su Model S se encontraba recargando sus baterías en la estación de Tesla, cuando, de pronto, el vehículo aceleró y se precipitó al río. Como podéis ver en la imagen que acompaña esta noticia, el resultado es bastante catastrófico para el pobre automóvil, que termina prácticamente sumergido en el agua del río. Afortunadamente, el vehículo no terminó totalmente cubierto por agua, y tanto Xiao Chen como su acompañante pudieron salir del Tesla Model S sin problemas.

Por el momento se desconoce si se trata de un fallo del vehículo en sí, o si fue propiciado por un error del usuario. Y es que esta última opción es la que parece más probable, pues Tesla cuenta con sistemas de seguridad que previenen que el sistema automático pueda realizar una aceleración espontánea como esa. Normalmente, en otros casos similares se ha concluido que la causa residía en un error humano, como apretar el pedal de aceleración sin querer, y más.

vía: Electrek

Artículos relacionados