Sapphire lanza su GearBox sin gráfica integrada por 299 euros

Sapphire lanzó al mercado su GearBox sin ninguna gráfica en su interior, teniéndote que recordar que se trata de un chasis con una fuente de alimentación en su interior para instalar una tarjeta gráfica de Nvidia o AMD y añadir potencia extra a un equipo, aunque este tiene que ser moderno, ya que requiere de forma obligatoria de un puerto Thunderbolt 3 para funcionar.

Su precio final es de 299 euros, al que tenemos que sumar el precio de una tarjeta gráfica, por lo que los números no salen, y más sabiendo que su uso principal está ligado a los equipos portátiles, y con una nueva generación de equipos ultradelgados y ligeros con un Core i5 o Core i7 junto a una GeForce GTX 1650 o una GeForce GTX 1660, estos ‘dispositivos’ no tienen ningún sentido y llegan ya heridos de muerte al mercado.

GearBox

En el interior del Sapphire GearBox nos encontramos con una fuente de alimentación de 500W de potencia junto a dos conectores PCI-Express de 6+2 pines para dar vida a una tarjeta gráfica de hasta 300 mm de longitud que no ocupe más de dos ranuras de expansión PCI. En la parte trasera del chasis tenemos acceso a dos puertos USB 3.0, un puerto USB Type-C (Thunderbolt 3) y un conector Ethernet. Para terminar, no podía faltar una barra frontal con iluminación LED azul, que menos que RGB por ese precio.

Sapphire GearBox

Artículos relacionados