Las Oculus Rift S llegan aumentando la resolución y manteniendo el precio original

Este año está siendo bastante interesante en torno a la Realidad Virtual, y un claro ejemplo lo tenemos con las Oculus Rift S, las nuevas gafas VR de la compañía que llegan para sustituir al modelo anterior, pero descuida, que si bien la tecnología ha mejorado mucho, los precios se han mantenido, todo lo contrario a los movimientos que está realizando HTC, la cual únicamente está centrada en dificultar el acceso a esta tecnología.

Rift S

Vamos a lo que importa, la pantalla LCD ofrece una resolución de 2560 x 1440 píxeles (1280 x 1440 píxeles), un crecimiento tímido respecto a los 2160 x 1200 píxeles (1080 x 1200p) del modelo original, a lo que se le suma que la tasa de refresco baja de 90 Hz a 80 Hz, es un punto negativo pero no debería influir demasiado, a lo que se le suma unas ópticas mejoradas que prometen reducir los 'god rays'. Las lentes fresnel, también nuevas, se podrán ajustar, y debido al aumento de la resolución, el efecto rejilla debería haberse reducido lo suficiente para crear un mayor inmersión.

El diseño de las gafas también es nuevo, y es que estrena un nuevo sistema de apretado similar a las PlayStation VR, con una rueda en la parte trasera para aflojar o apretar la correa, mientras que un velcro en la zona superior mantendrá todo tenso. El diseño también ha cambiado, y esto se debe a que las gafas ahora son más pesadas, por lo que han cambiado la forma en la que se equilibra el peso.

Oculus Touch

Las Oculus Rift S cuentan con más cámaras (5) y sensores para controlar mejor el entorno y el seguimiento de nuestras manos, se conectan mediante un cable DisplayPort de 5 metros de largo y un puerto USB 3.0, y se añade la tecnología que Oculus llama Passtrough+, que activa una cámara de alta calidad en las gafas que nos permitirá ver el entorno con las gafas puestas.

Para terminar, incluye auriculares, aunque debido a la "mala" calidad de los mismos se añade el conector jack de 3,5 mm para usar los auriculares que queramos, y llegarán en primavera por 449 euros, un precio caro si las comparamos con las HP Reverb que vimos ayer, con el doble de resolución, pero en Oculus pagas por el software y soporte, pero con Steam ya compatible (Viveport este año) con las tres plataformas principales, yo preferiría pagar por tener mucha más calidad visual, pues eso es la Realidad Virtual, una gran calidad gráfica nos mete de lleno en el mundo virtual mientras que los sistemas de seguimiento de las WMR cumplen con las expectativas y necesidades.

Artículos relacionados