Los empleados de Google no están seguros de que el navegador censurado para China fuera cancelado

Durante los últimos meses, Google ha estado inmersa en una curiosa polémica, en la que la compañía de Mountain View se estaba preparando para regresar a China. Y es que en el país asiático, como seguramente sabréis, existe una censura muy importante, y más aún en lo que se refiere a contenidos de Internet y motores de búsqueda. Es por ello que, para conseguir acojerse a la censura de China, Google se encontraba trabajando en un proyecto conocido en secreto como ‘Dragonfly’, un proyecto que, según la compañía, fue paralizado.

Google China

El propio CEO de Google, Sundar Pichai, afirmó ante los senadores estadounidenses el pasado año que su empresa no se encontraba trabajando actualmente en este motor de búsqueda censurado para lograr volver a China. Sin embargo, tal y como han descubierto algunos de los propios empleados de Google, el código detrás de Dragonfly ha sufrido algunos cambios en las últimas semanas.

 

Desde que Sundar Pichai realizase dichas declaraciones, se han registrado más de 500 cambios en el código relacionado con el motor de búsqueda censurado durante el pasado mes de diciembre. En enero también se registraron alrededor de 400 cambios. Del mismo modo, los empleados de Google han descubierto que unos 100 ingenieros se encuentran cobrando su sueldo del presupuesto vinculado a Dragonfly.

Sin embargo, contradiciendo a toda esta información, Google indicó al medio de The Verge que “simplemente, no está habiendo ningún trabajo realizándose en Dragonfly. Como ya hemos dicho, no hay ningún plan de lanzar un buscador en China”.

vía: TheVerge

Artículos relacionados