Lamborghini Huracan EVO Spyder: Superdeportivo de lujo con un superordenador en su interior

Lamborghini presentó al mundo entero su nuevo superdeportivo, el Huracan EVO Spyder, un bestia alimentado de zumo de dinosaurio que combina el combustible fósil con grandes dosis de tecnología, hasta el punto de que en su interior lleva un superordenador bautizado como LVDI, aunque por desgracia no revela ni sus especificaciones ni el poder computacional que ofrece al vehículo.

Huracan EVO Spyder

La tecnología es esencial en cualquier vehículo, ya que hace de los vehículos un transporte cada vez más seguro y fácil de conducir. Alguna de estas tecnologías más conocidas son el control de tracción o los frenos antibloqueo, aunque los vehículos más modernos son incluso capaces de mantenernos en la carretera en caso de que nos desmayemos o durmamos, o frenar de forma automática para evitar un accidente.

Para seguir progresando, este nuevo superdeportivo incluye una unidad de procesamiento central súper rápida que toma datos sobre la superficie de la carretera, la configuración del vehículo, los neumáticos, o la forma en la que el conductor conduce el vehículo para controlar varios aspectos del Lamborghini Huracan EVO Spyder en tiempo real.

Lamborghini Huracan EVO Spyder

El sistema funciona en consonancia con los sensores de la versión 2.0 de la plataforma Lamborghini Piattaforma Inerziale (LPI). Este sistema utiliza giroscopios y acelerómetros ubicados en el centro de gravedad del deportivo y miden los movimientos del vehículo y comparte esos datos con el ordenador LVDI. Lamborghini dice que el sistema está tan en sintonía con todos los aspectos que puede predecir la mejor configuración de conducción para el próximo movimiento.

“Donde es posible hacer un salto más grande en el futuro es con el uso inteligente de la tracción en las cuatro ruedas y la dirección en las cuatro ruedas y el movimiento y control del par motor de una rueda a otra de una manera que puede ser más predecible y eso es lo que tenemos con el Huracan EVO Spyder”, dijo Maurizio Reggiani, director de tecnología de Automobili Lamborghini.

 

Poner toda esa potencia en el suelo de una manera controlable requiere una cantidad increíble de tecnología; ahí es donde interviene el LVDI y otras piezas de tecnología. El fabricante de automóviles cree que el resultado es una experiencia de conducción que coincide exactamente con lo que quiere el conductor, independientemente del modo de conducción en el que se encuentra el vehículo.

Ese control le permite a un conductor hacer algo que normalmente toma meses, si no años, dominar: el drifting. Esto va en contra de lo que el vehículo quiere hacer: perder tracción. Pero en el modo Sport es posible. Para hacer eso, el vehículo tiene que descubrir (en tiempo real y con seguridad) cosas como a qué ángulo quiere deslizarse. El Huracán EVO Spyder tiene que entender que quieres desviarte y no luchar contra eso. Si lo hace, hará que el vehículo (y el conductor) vuelvan a alinearse. En otras palabras, si eres capaz de comprarte este vehículo, podrás creerte un protagonista de Fast and Furious.

Artículos relacionados