Huawei demanda al Gobierno de los Estados Unidos por la prohibición de sus equipos

Huawei ha demandado al mismísimo Gobierno de los Estados Unidos ante los ataques y castigos a la compañía sin darle la oportunidad de argumentar su caso y "dañar su reputación sin proporcionar pruebas de que la compañía es una amenaza" como afirma el congreso de los Estados Unidos y sin permitir que el proceso de Huawei llegue a una resolución.

huawei 740x370 0

Huawei menciona que las empresas estadounidenses tienen una débil "seguridad cibernética", ya que las violaciones de datos que ocurrieron en los últimos años, como Equifax, no estaban relacionadas con Huawei. Huawei afirma que el estatuto que impide que los equipos de Huawei desarrollen redes 5G dificulta la competencia y perjudica a la economía. La compañía afirma que su tecnología 5G es superior a la de sus competidores. "La tecnología para el avance del mundo no debería tener límites".

"En la cúspide de 5G, lo que necesitamos es una competencia abierta y justa. En cambio, el gobierno de los Estados Unidos está utilizando un alcance legislativo para interferir en el mercado. Tal y como está, no puede implementar la tecnología 5G más avanzada en representación de los actores del mercado.

La politización del 5G solo causará daños a la industria y a las empresas e inevitablemente impedirá que los consumidores estadounidenses aprovechen el potencial beneficio económico y social del 5G."

"El Congreso de los Estados Unidos ha fallado repetidamente en presentar pruebas que respalden sus restricciones sobre los productos de Huawei. Estamos obligados a tomar esta acción legal como un recurso apropiado y de último recurso", dijo Guo Ping, presidente de Rotación de Huawei.

"Esta prohibición no solo es ilegal, sino que también restringe a Huawei de participar en una competencia justa y, en última instancia, perjudicar a los consumidores estadounidenses. Esperamos el veredicto de la corte y confiamos en que beneficiará tanto a Huawei como al pueblo estadounidense".

Las estimaciones de las fuentes de la industria muestran que permitir que Huawei compita reduciría el coste de la infraestructura inalámbrica entre un 15% y un 40%. Esto ahorraría a América del Norte al menos 20.000 millones de dólares en los próximos cuatro años.

vía: GsmArena

Artículos relacionados