Intel nos muestra su arquitectura gráfica Gen11 de Ice Lake

Intel 'Ice Lake' será la próxima gran microarquitectura de la compañía, el mayor avance de Intel desde que lanzara la arquitectura Skylake en el año 2015, y si bien recibiremos una notoria mejora del IPC, mayor cantidad de núcleos y una mayor velocidad, también hay que recordar que llegará bajo un proceso de fabricación de 10nm, a lo que se le suma que recibiremos unos gráficos integrados mucho más potentes a los actuales, y estos son los ya conocidos Gen11.

Gen11

La ilustración de la nueva arquitectura gráfica Gen11 revela que Intel seguirá empleando la interconexión de bus en forma de anillo (Ring Bus) con un acceso de 64 Byte/clock de lectura y 64 Byte/clock de escritura, mientras que cada núcleo de la CPU tendrá exactamente acceso a la mitad con 32 Byte/clock. Otra mejora a destacar es el aumento de la memoria caché L3 a 3MB para evitar cualquier tipo de cuello de botella (aumentando los picos del ancho de banda), mientras que el pixel clock rate se ha duplicado respecto a los Gen9.5

Arquitectura Intel Gen11 2 740x493 1

Pero vamos a lo que interesa, confirmar sus especificaciones en forma de 64 Execution Units (EU) que nos dará un rendimiento de 1 TFLOPs, esto se traduce en triplicar el rendimiento de sus gráficos GT2 (Gen9) encontrados en sus CPUs Intel Core de 8ª y 9ª Generación como el Core i9-9900K. Para tener una referencia de rendimiento real, rendiría como la Nvidia GeForce MX130, que no está mal para unos gráficos integrados dentro de un procesador, recordando que lo interesante de todo esto está ver el rendimiento de las primeras GPUs dedicadas de la compañía.

Artículos relacionados