El precio de la memoria RAM baja hasta ser económica, al menos fuera de Europa

DRAMeXchange ha dado a conocer que la memoria RAM se está devaluando a pasos agigantados, hasta el punto de que el precio de esta memoria ha caído hasta niveles de principios del 2017, es decir, que ahora la memoria RAM es “económica” respecto a los precios que se manejaron en 2018.

Según se indica, este motivo tiene que ver con la caída de la demanda de la memoria DRAM a varios niveles, como una menor producción de ordenadores de sobremesa y portátiles debido a la escasez de CPUs de Intel, o unos smartphones que han comenzado a frenar su ritmo de ventas, lo que está dando a un exceso de stock que fomenta la bajada de precios para darles salida.

G.Skill Trident Z Royal RGB 4266 MHz 64GB 740x544 0

Como ejemplo nos ponen un kit de memoria G.Skill Ripjaws V con 2x sticks de 8 GB (2x8GB) @ 2666 MHz. Si bien en su punto álgido, a principios de 2018, llegó a costar 220 dólares (sin impuestos), a día de hoy esta memoria cuesta nada menos que 100 dólares (sin impuestos), es decir, que en apenas 1 año su precio se ha reducido a menos de la mitad.

En España esa memoria RAM aún ronda los 130 euros, cuando debería rondar los 106 euros con impuestos incluidos, lo que deja patente que tanto aquí, como en toda Europa, aún hay una gran cantidad de stock con precios antiguos, así que no será hasta que se limpie el stock y las tiendas comiencen una batalla de precios hasta que los consumidores realmente puedan volver a encontrarse con kits de memoria a precios razonables.

Obviamente, estos precios no llegarán hasta que las tiendas realmente lo apliquen. Si tiramos de hemeroteca, hay que recordar cuando la inundación de las fábricas de discos duros. Mientras que algunas tiendan mantuvieron el precio real de los HDD, otras tiendas lo que hicieron fue inflar el precio de todo el stock que había comprado a precio normal generando unas ganancias abismales (hasta 81€ de diferencia entre una tienda y otra), así que ahora sucederá algo parecido, intentar seguir vendiendo la RAM a estos precios para mejorar los márgenes de beneficio hasta que alguna de las tiendas llame la atención de los usuarios con precios agresivos y comience el baile de precios.

Artículos relacionados