Corsair Slipstream, una tecnología inalámbrica únicamente para periféricos gaming

Tras Capellix LED, Corsair anunció su nueva conectividad inalámbrica Slipstream, desarrollada para mejorar las latencias (a su vez, la capacidad de respuesta) de los periféricos gaming inalámbricos, como teclados, ratones y auriculares.

Esta nueva conectividad combina las tecnologías de capa física existentes, como la frecuencia de radio 2,4 GHz, pero con una capa de protocolo propietaria de Corsair que entrega el doble de paquetes por milisegundo, lo que reduce la latencia. Esta capa de protocolo es diferente al Bluetooth, aunque todos los dispositivos Slipstream mantendrán la compatibilidad con Bluetooth.

Corsair Slipstream

Para que esto sea posible, Corsair emplea una técnica bautizada como IFS (conmutación de frecuencia inteligente), un proceso que escanea continuamente el espectro en busca de las frecuencias de radio más óptimas (tienen la menor interferencia y la mejor potencia) y cambia a esa frecuencia/canal. Este cambio se produce a una frecuencia inferior a milisegundos, y los tiempos de respuesta efectivos reclamados por Corsair son impresionantes: 0,5 milisegundos para mover un paquete de datos desde el periférico al receptor (o viceversa). Corsair también está trabajando para mejorar la potencia de la señal inalámbrica de todos los dispositivos que implementan Slipstream, para que sus periféricos puedan funcionar sin problemas a una distancia de hasta 20 metros.

La compañía lanzará una gran cantidad de periféricos dotados de esta tecnología, los cuales son una versión mejorada de modelos ya existentes que reciben la coletilla “Slipstream” para revelar que emplean esta tecnología, la cual también permite mejorar la autonomía de los dispositivos inalámbricos.

Artículos relacionados