ZeniMax y Facebook llegan a un acuerdo tras la demanda legal sobre la tecnología de Oculus

Tenemos que retroceder en el tiempo para ponernos en situación, y es que fue a principios de 2017 cuando ZeniMax, la creadora de la tecnología de Realidad Virtual que empleó Oculus para dar vida a sus Oculus Rift, acusó directamente John Carmack de haber robado su tecnología y destruir las pruebas cuando trabajaba en Bethesda Softworks e id Software (ambos estudios de ZeniMax).

Esta tecnología recaló en Oculus y su fundador, Palmer Luckey, con la cual crearon sus gafas de realidad virtual Oculus Rift, para luego ser comprada por Facebook, y hasta el propio Mark Zuckerbeg se vio obligado a testificar ante la corte por la demanda presentada por ZeniMax Media, ya que debía responder tras absorber a Oculus.

gafas oculus rift con las estaciones base

Lo último que sabíamos es que ZeniMax había reclamado 4.000 millones de dólares por daños punitivos y compensación, pero días más tarde, un jurado de Texas había confirmado que ZeniMax sufrió un robo de su tecnología y que iba a ser indemnizada con “únicamente” 500 millones de dólares, pero más tarde esa indemnización se redujo a la mitad, por lo que la compañía siguió adelante para conseguir una mayor indemnización. Ahora, tras años de lucha, por fin Facebook y ZeniMax han llegado a un acuerdo para acabar con el litigio.

Por desgracia, ni ZeniMax ni Facebook declararon cuál fue la cantidad de dinero empleada para enterrar el hacha de guerra.

“Nos complace que se haya alcanzado un acuerdo y que estemos totalmente satisfechos con el resultado”, dijo el presidente y gerente general de ZeniMax, Robert Altman, en un comunicado. “Si bien no nos gustan los litigios, siempre nos defenderemos enérgicamente contra cualquier infracción o malversación de nuestra propiedad intelectual por parte de terceros”.

“Nos complace dejar esto atrás y continuar construyendo el futuro de la realidad virtual”, dijo Facebook en su propia declaración por separado.

Artículos relacionados