SteamVR Motion Smoothing ya permite a las GPUs de gama baja dar el salto a la VR

Valve ha anunciado que SteamVR se ha actualizado para que la tecnología Motion Smoothing salga de su fase Beta, es por ello que desde ya mismo se puede activar en cualquier GPU de gama media-baja para disfrutar de los juegos de Realidad Virtual sin ningún tipo de problema.

De esta forma, usuarios con GPUs modestas, como podría ser una GeForce GTX 1050, o modelos más antiguos como una GeForce GTX 960 (incluso GPUs menos potentes), puedan disfrutar de la Realidad Virtual, y más con las ofertas que están saliendo de las Windows Mixed Reality (WMR), como las Lenovo Explorer que estuvieron por 149 euros, por lo que ya no hay excusa para disfrutar de la VR.

SteamVR Motion Smoothing 740x355 0

Salir de la fase beta implica que la tecnología está completamente optimizada, es estable, y es compatible con las HTC Vive, HTC Vive Pro, Oculus Rift y las WMR. No todo podía ser tan bonito, y es que esta tecnología sólo es compatible con las gráficas de Nvidia. Las GPUs de AMD lastran cualquier tipo de soporte, pero se espera que Valve se ponga manos a ello en el futuro.

La tecnología encontrada en Motion Smoothing es similar a la que se puede encontrar en los televisores de pantalla plana, salvo que en este caso Motion Smoothing se interpola entre dos frames existentes y crea un nuevo frame intermedio que suaviza la experiencia y aumenta la tasa de imágenes por segundo. Eso agrega latencia, lo cual no es una buena idea en las experiencias de realidad virtual, y eso es precisamente lo que es diferente en la implementación de SteamVR.

Con esa característica habilitada, SteamVR detecta cuando una aplicación va a ver caer sus frames. Si eso sucede, “mira los dos últimos frames entregados, estima el movimiento y la animación, y extrapola un nuevo frame. Sintetizar nuevos frames mantiene la aplicación actual a la velocidad de frames completa, avanza el movimiento hacia adelante y evita las vibraciones”.

Artículos relacionados