Los fabricantes de placas base y gráficas tendrán problemas para dar salida a sus productos en 2019

Se espera que los fabricantes de placas base y tarjetas gráficas con sede en Taiwán (Gigabyte, MSI, PowerColor o Asus entre otras) vean perspectivas de negocio cada vez más sombrías durante la primera mitad de 2019. Esto se debe a la ya conocida serie de factores adversos que surgieron en el tercer trimestre de 2018, como la desaparición repentina de los mineros de criptomonedas, la escasez de suministro de las CPU de Intel, y a la guerra comercial entre los Estados Unidos y China.

Las fuentes dijeron que los factores negativos aumentaron drásticamente los niveles de inventario en Asustek Computer (Asus), Gigabyte Technology y otros fabricantes similares de placas base o tarjetas gráficas en el tercer trimestre de 2018, lo que provocó que sus ingresos para la temporada alta cayeran por debajo de las expectativas.

Nvidia GTX 1070 Ti Mix 01 740x425 0

Las perspectivas de ingresos para el cuarto trimestre se ven aún más atenuadas por la persistente y lenta demanda del mercado de equipos Custom, el aumento creciente de los precios con la guerra con China, y las mejoras de rendimiento insignificantes para las nuevas GPUs de Nvidia con precios relativamente altos.

Se espera que los fabricantes de placas base y tarjetas gráficas se enfrenten a grandes problemas durante el primer trimestre de 2019, que será cuando los fabricantes que más dependan de las tarjetas gráficas serán los más afectados, como Gigabyte y TUL Corporation (PowerColor). Esto, junto a una Nvidia e Intel que probablemente aumenten los precios de sus chips para mantener la rentabilidad, puede llevar a los fabricantes a un período de mala rentabilidad hasta bien entrado el 2019.

Nvidia GTX 1070 Ti Mix 04 740x514 1

Si nos centramos en cada fabricante, Asus vio como sus ganancias netas para el tercer trimestre cayeron en un 43% respecto al mismo periodo de 2017 (-94M de euros). MSI, gracias a la estabilidad de su mercado de portátiles gaming, solo cayó un 6.6% respecto al mismo periodo de 2017 (-4.3M de euros) y Gigabyte solo tuvo unas ganancias de 3.7 millones de euros, la recaudación más baja de un trimestre desde el 2008.

vía: Digitimes

Artículos relacionados