La ‘brújula’ cuántica promete una navegación sin necesidad de GPS

El GPS se ha vuelto vital para la navegación moderna, demasiado, por lo que la humanidad depende de un satélite que es extremadamente frágil para la navegación. Da igual la cobertura, si un satélite falla o hay interferencias, esta tecnología es inútil y puede dar muchos problemas, es por ello que se está buscando un sustituto que sea mucho más confiable.

Científicos del Programa Nacional de Tecnologías Cuánticas del Reino Unido han mostrado un acelerómetro cuántico "comercialmente viable" que podría proporcionar navegación sin GPS u otra tecnología satelital. El dispositivo utiliza láseres para enfriar los átomos a temperaturas extremadamente bajas y luego mide las propiedades de onda cuántica de esos átomos cuando responden a la aceleración.

El resultado es un dispositivo extremadamente sensible que también es considerablemente más confiable que los acelerómetros convencionales. Si bien el hardware existente puede ayudar a determinar la ubicación hasta cierto punto midiendo la velocidad, se desintegra rápidamente sin ayuda del espacio.

Brújula cuántica 740x493 0

La "brújula" ha sido fabricada por el Imperial College London y M Squared, financiadas a través del Programa de Detección de la Conciencia y la Situación Futura del Laboratorio de Ciencia y Tecnología de la Defensa, el Consejo de investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas, e Innovate UK tras una inversión de 309 millones de euros por parte del Gobierno de Reino Unido.

Por la imagen que ya has podido ver, es lógico pensar que esta "brújula" cuántica no está lista para reemplazar el acelerómetro de nuestro smartphone. Solo está realmente listo para barcos, trenes y otros vehículos de grandes dimensiones donde los requisitos de tamaño y potencia no son factores importantes. Con ella se podrá mantener a las redes de transporte funcionando incluso si el GPS falla. Los investigadores también esperan que los conceptos subyacentes ayuden con los estudios científicos, como la búsqueda de ondas gravitacionales.

vía: Engadget

Artículos relacionados