El smartphone plegable de Samsung tendría un precio de partida de 1.500 dólares

Un día después del anuncio en sociedad de la tecnología Infinity Display, que permitirá a Samsung lanzar su primer smastphones plegable, ya tenemos nuevos detalles del dispositivo que le dará vida.

En su forma de teléfono, el por ahora bautizado como Galaxy Flex, dará acceso a una pantalla “pequeña” (considerando los estándares a día de hoy) de 4.58 pulgadas en un formato de 21:9 dándonos una resolución HD+ de 1960 x 840 píxeles. Pese a ese tamaño, será grande en dimensiones, pues tenemos unos marcos enormes y un grosor bastante pronunciado de varios centímetros. Cuando se despliegue, tendremos acceso a una tablet de 7.3 pulgadas con una resolución QXGA+ de 2152 x 1536 píxeles.

Smartphone plegable de Samsung 740x555 0

Lo más importante, la autonomía, se ha omitido. Si bien indican que ofrecerá la misma autonomía que un terminal a día de hoy, es un dato muy vago, pues tenemos terminales que no son capaces de aguantar un día entero en funcionamiento frente a otros que casi se acercan a la semana. Para intentar exprimirla lo máximo posible, este dispositivo incorporará un SoC de 7nm para intentar compensar la integración de dos paneles OLED.

En lo que respecta al precio, existirían varios modelos, y ya los rumores sugieren que el modelo más básico partirá en los 1.500 dólares (que fácilmente serían algo más de 1.500 euros al cambio), mientras que el modelo tope de gama rondaría los 2.000 dólares. Para justificar el precio, además de la pantalla plegable, tendremos un SoC tope de gama, cámaras de alta gama, y la posibilidad de escoger una versión con conectividad 5G.

Se espera que como mínimo tengamos que esperar al CES 2019 de Las Vegas para conocer los detalles, o en el peor de los casos, a finales del mes de febrero para la Mobile World Congress 2019 de Barcelona.

vía: PhoneArena

Artículos relacionados