"Cada vez que enciendo mi Xbox One X se enciende la chimenea eléctrica"

Siempre pueden haber casos curiosos ligados a los dispositivos electrónicos, y hoy conocemos lo que le está sucediendo a un usuario que tiene una de las primeras Xbox One X del mercado, aquellas que llegaron bautizadas como Project Scorpio.

Xbox One X Project Scorpio 1 740x425 0

Este usuario, llamado Andy Eggleton, de 44 años de edad y del condado de Torkshire, en Reino Unido, contactó con Eurogamer pidiéndoles ayuda, ya que cada vez que encendía su consola Xbox One X se encendía accidentalmente la chimenea eléctrica de su salón. Lo más curioso de todo, es que lleva con dicha consola desde su lanzamiento, mientras que la chimenea "Castleton", fabricada por Endeavour Fire, la había comprado hace casi un año, pero los problemas comenzaron a llegar ahora.

Esta chimenea es especial, pues se puede encender y gestionar la temperatura mediante un mando a distancia.

"Mi primer pensamiento fue que las baterías afectaban al mando a distancia de la chimenea", dijo Eggleton cuando un redactor de Eurogamer le llamó para conocer más detalles. "Así que saqué las baterías del control a distancia y la chimenea no se volvió a encender esa noche. Pero a la noche siguiente, el fuego volvió a encenderse, y las baterías no estaban en el mando."

"Estaba pensando que deberíamos tener un poltergeist o algo así. Mi mujer dijo que debía ser una fallo en la chimenea".

chimenea eléctrica Xbox 740x555 1Comenzó a darse cuenta que el fuego de la chimenea se encendía cada vez que se sentaba cada noche en el salón para jugar a la consola, siendo lo más extraño de todo que la consola siempre la encendía mediante el botón de encendido integrado en la misma, y no empleando el controlador Xbox. Entre los redactores de Eurogamer estuvieron preguntándose si Microsoft habría lanzado alguna actualización sin anuncio oficial concerniente al sensor infrarrojos de la Xbox One X, que a lo mejor ha podido haberse aumentado su potencia o sensibilidad activando todos los objetos cercanos.

Lo más gracioso sucedió cuando el afectado, Andy, llamó al servicio de atención al cliente de Microsoft para pedir ayuda, los cuales estaban tan desconcertados que se creyeron que la llamada se debía a que la propia consola estaba en llamas.

"Dijeron, gracias por llamar, parece que tienes realmente un problema, ¿puedes ver las llamas que salen de tu consola?"

Tras esto, se puso en contacto con el fabricante de la chimenea, los cuales también se quedaron a cuadros tras conocer la información:

"No puedo pensar en ninguna razón por la que una Xbox comience a controlar nuestro fuego", me dijo un representante de servicio al cliente. "Es muy extraño."

Por desgracia, Microsoft tampoco supo decir porqué este problema aparece ahora y cómo solucionarlo, pero por lo menos el usuario afectado se lo toma con gracia indicando "un mando a distancia menos del que preocuparme". Aunque seguro que si su problema no encuentra solución, en verano ya no será tan gracioso.

Artículos relacionados