Los Deepfakes van más allá: una cantante los utiliza para hacer un vídeo musical

Seguramente si os mencionamos la palabra ‘Deepfakes’ recordaréis que se trata de un fenómeno que ha aparecido durante el último año, algo que comenzó como una advertencia de lo que podría pasar con el uso de la tecnología en las manos menos adecuadas y que es prácticamente una realidad. Gracias a un algoritmo desarrollado por un usuario, prácticamente cualquier persona con conocimientos medianamente versados en el ámbito podía insertar la cara de una persona sobre el cuerpo de otra.

Generalmente, las personas más perjudicadas han sido personalidades famosas, principalmente porque es sencillo obtener miles de fotografías sobre una actriz o un actor, pero también porque llama más la atención ver un ‘vídeo porno’ (falso) sobre alguien famoso. Sin embargo, ahora la tecnología detrás de los Deepfakes ha ido más allá, tal y como ha mostrado la artista Charli XCX en su nuevo vídeo.

Y es que la cantante publicó un vídeo musical sobre su última obra, que podéis ver bajo estas líneas, y en donde se utilizó el mismo algoritmo desarrollado para los Deepfakes. Los creadores del vídeo, en diferentes puntos, insertaron la cara de la cantante sobre los cuerpos de algunas bailarinas que imitaban los movimientos de las Spice Girls o los Backstreet Boys. El motivo detrás de esta decisión es que “si piensas en el tiempo de vestirse y maquillaje, todo sería más complejo y cinco veces más largo”, tal y como declaró Ryan Staake, director del vídeo.

A pesar de su polémica reputación originada por su uso en los vídeos porno de algunas famosas, la tecnología detrás de los Deepfakes no deja de ser un estudio más sobre lo que las Inteligencias Artificiales pueden hacer hoy en día. Aunque existen herramientas por software que conseguirían el mismo resultado, situando la cara de una persona sobre el cuerpo de otra, el algoritmo desarrollado es mucho más sencillo y barato de usar, dado que prácticamente cualquiera puede hacerlo.

No obstante, en una entrevista con el medio The Verge, el propio director del vídeo mencionó que “aunque es una solución muy útil, también comenzamos a plantearnos lo estrafalario y extraño de hacerlo. Es una de esas cosas donde parte de la emoción es ver si funciona o no”.

vía: TheVerge

Artículos relacionados