Las autoridades registran las oficinas de Opel por fraude en sus motores diésel

Durante los últimos años, hemos visto cómo la industria de los automóviles ha sido sacudida con algún que otro escándalo, normalmente por asuntos relacionados con las emisiones de los motores. Si en el pasado vimos cómo Bruselas se dispuso a investigar a fabricantes como BMW, Daimler o el grupo Volkwagen, ahora parece que el turno le ha tocado a Opel.

opel 740x494 0

Y es que la Oficina Federal de Vehículos Motorizados de Alemania (KBA), el organismo que regula este sector dentro del Ministerio de Transporte, ha ordenado la revisión de las oficinas de Opel, así como de algunos de sus vehículos, por un supuesto fraude con las emisiones de sus motores diésel. En total, han sido 95.000 los vehículos diésel que han sido llamados a revisión por sospecha de fraude. Al parecer, unos inspectores habrían encontrado un “dispositivo de apagado en el sistema de control de emisiones”, el cual es totalmente ilegal. Esto habría provocado la llamada a revisión.

Por su parte, la policía de Alemania ha confirmado haber registrado recientemente las oficinas de Opel en Rüsselsheim y Kaiserslautern, todo ello con el objetivo de encontrar pruebas acerca de un fraude cometido en los motores diésel. Al parecer, el centro de la investigación organizada es también un supuesto software de control instalado en los vehículos con motor diésel que camuflaba emisiones de gases para pasar las pruebas pertinentes.

vía: ElPaís

Artículos relacionados