3DMark Night Raid, un nuevo benchmark para el hardware más modesto

3DMark anunció el lanzamiento de un nuevo benchmark, el Night Raid, el cual está pensado para medir el rendimiento, mediante la API DirectX 12, de cualquier equipo con gráficos integrados, y esto se aplica tanto a equipos convertibles, como tablets Windows 10 o portátiles, cualquier dispositivo que use gráficos integrados.

Lo más interesante tendrá lugar a finales de mes con la llegada de los primeros dispositivos móviles ejecutando el sistema operativo Windows 10 mediante una arquitectura ARM, por lo que este benchmark permitirá comparar el rendimiento de los primeros equipos ARM vs x86.

3DMark Night Raid 740x416 0

Obviamente, este benchmark además de medir el rendimiento gráfico mide el de la CPU, y no es visualmente muy estético debido a que está pensado para moverse en los gráficos integrados, así que mientras que una Nvidia GeForce GTX 1080 se moverá como pez en el agua, unos gráficos integrados Intel UHD Graphcis 630 de un Core i7-8700K no serán capaces de superar los 25 FPS en la primera prueba gráfica, mientras que en la segunda no pasa de 35 FPS.

Con esto UL Benchmarks quiere que el 3DMark Night Raid vea su uso limitado a los equipos más básicos para ayudar a comparar de mejor forma el rendimiento entre varios equipos de baja gama, pero con el respaldo de la API DirectX 12, así no es necesario ir a benchmarks muchos más antiguos para medir el rendimiento de estas iGPUs.

Artículos relacionados