Review: Pocophone F1, el mejor smartphone calidad/precio

Tras la gran expectación que ha generado el lanzamiento del nuevo Pocophone F1, la nueva submarca de Xiaomi, tenemos con nosotros el vanagloriado terminal para analizarlo a fondo y comprobar si todas las bondades que sobre el se han dicho son ciertas, así como sus puntos débiles.

Sin siquiera probarlo, estaba claro que al salir al mercado con un procesador Snapdragon 845 y un precio de 299 euros estábamos hablando de un top ventas con una relación potencia/precio sensacional, aunque hoy en día no todo es potencia y otros puntos donde debe destacar es en la pantalla, autonomía y, sobre todo, en las cámaras.

Sobre lo primero, con una pantalla IPS de 6,18 pulgadas con resolución Full HD+ no destaca especialmente, y menos cuando esta cuenta con el controvertido notch. En cuanto a autonomía, con su batería de 4.000 mAh, y el buen hacer de Xiaomi, en este aspecto promete mucho realmente, mientras que, en cuanto a cámaras, sabemos que no está a la altura de los terminales tope de gama del momento, aunque debemos comprobar de primera mano cual es la distancia frente a estos.

Sin más, comencemos por ver sus especificaciones técnicas antes de adentrarnos en el propio análisis.

Pocophone F1
Pantalla6,18 pulgadas – IPS
2246 x 1080 pixeles (Full HD+, 403 PPI)
Formato 18,7:9 – Notch
500 nits / Contraste 1500:1 / NTSC 84%
ProcesadorQualcomm Snapdragon 845
8 x Kryo 385 @ 2,80 GHz
Refrigeración líquida
GráficosAdreno 630
Memoria6 GB RAM LPDDR4X
Almacenamiento64/128 GB internos (UFS 2.1) + ranura micro-SD
CámarasTrasera: 12 MP (f/1,9) + 5 MP (f/2,1) [IA] Frontal: 20 megapíxeles (IA)
Batería4.000 mAh
Quick Charge 3.0
Sistema operativoAndroid 8.1 – MIUI for POCO (act. Android Pie)
ConectividadDual Nano-SIM
4G FDD-LTE B1/B3/B5/B7/B8/B20
WiFi 802.11 ac
Bluetooth 5.0 (AAC, aptX, aptX-HD)
USB Tipo-C
Jack TRRS 3,5 mm
OtrosLector huellas trasero
Reconocimiento facial por infrarrojos
Dimensiones155,5 x 75,3 x 8,8 mm
Peso180 gramos
AccesoriosCargador 5V/3A – 12V/1,5A, Cable USB Tipo-C, Funda silicona, Clip

Embalaje y Accesorios

Envuelto en una caja robusta pero sencilla, el Pocophone F1 ha llegado a casa tan solo 2 días después de adquirirlo en la oferta de lanzamiento de Aliexpress, una estrategia sensacional por parte de Xiaomi.

El terminal viene acompañado de la guía de usuario y la tarjeta de garantía, ambas en español, una funda de silicona negra ligeramente translucida, el cargador de 5V/3A a 12V/1,5A, el cable USB A-C y el clip para abrir la ranura de las SIMs.

Primer Vistazo

Con unas dimensiones de 155,5 x 75,3 x 8,8 mm y un peso de 180 gramos, podemos decir que el Pocophone F1 ofrece un diseño moderno y algo alargado sin demasiada rimbombancia, pues estéticamente su principal detalle a destacar es el notch en la pantalla. Alrededor de la pantalla, hay un bisel cromado muy delgado que no le sienta mal, aunque denota la separación con el marco.

Fabricado en plástico, a elegir entre gris o azul, supone un “paso atrás” teórico frente a terminales premium, pero realmente es un material resistente y económico, lógico para este modelo. No resbala y no se quedan las huellas en él, algo en lo que supera claramente a modelos con trasera de cristal, aunque al final acabaremos usándolo seguramente con una funda, probablemente de platico barato de Aliexpress.

Las cámaras quedan ligeramente hundidas, perfecto para que no se rallen, quedando además unidas al lector de huellas dactilares. También se agradece que el logo de Pocophone sea bastante discreto.

En la esquina superior izquierda, encontramos la bandeja para una pareja de tarjetas nano-SIM con conectividad 4G en las bandas FDD-LTE B1/B3/B5/B7/B8/B20, por lo que tiene la controvertida banda de 800 MHz. Una de las ranuras comparte además espacio con una posible tarjeta micro-SD de hasta 256 GB, perfecta para los que los 64 GB de memoria interna que ofrece como opción mínima le parezcan insuficientes, aunque también podemos optar por la versión de 128 GB.

Opuestos a la bandeja encontramos los habituales botones de volumen y bloqueo, mientras que en el lado superior queda el conector jack TRRS de 3,5 mm para conectar unos auriculares manos libres (por desgracia, debemos considerarlo un detallazo) y un en el lado inferior un conector USB Tipo-C para la transferencia de datos y carga. También vemos en el inferior como parece que cuenta con altavoces estéreo, pero realmente solo tenemos un altavoz en el lado derecho. Eso sí, ofrece muy buena calidad de sonido y gran potencia, para ser un smartphone claro.

Debemos anotar que el terminal cuenta además con conectividad WiFi 802.11ac de doble banda y Bluetooth 5.0 compatible con los códecs de audio AAC, aptX, aptX-HD. Por lo tanto, el único, pero lo encontramos en la no inclusión de NFC, un aspecto que a los que ya se han acostumbrado a usarlo será seguro un gran problema, mientras que para el resto no suponga gran cosa.

Pantalla

El primer aspecto en el que nos centramos del Pocophone F1 va a ser su pantalla, algo en donde dista de los terminales tope de gama, aunque cumple. Equipa un panel IPS de 6,18 pulgadas con resolución Full HD+, un invento que se traduce en 2.246 x 1.080 píxeles y una densidad de 403 PPI. Hasta aquí, todo bien, pero las dudas para muchos comienzan con el formato 18,7:9, el cual hace el terminal algo más alargado, y la inclusión del notch en el margen superior, algo que podemos desactivar y que realmente no veo por que para muchos genera tanta polémica, pues personalmente no lo considero antiestético. Además, todos los bordes de la misma son curvados.

Pero el “problema” de esta pantalla es que ofrece “solo” 500 nits, un contraste de 1500:1 y un rango cromático NTSC al 84%, por lo que ya en especificaciones está un peldaño por debajo de terminales con los que comparte aspiraciones. Esto puede suponer un problema para los que estén acostumbrados a pantallas OLED tan brillantes y saturadas, pero al resto de usuarios, seguro que les convence tanto en luminosidad por la calle como en colores y contraste, por mucho que existan pantallas mejores.

Anotar además que la protección de la pantalla es Corning Gorilla Glass 3, lejos de la versión 6 que acaba de ser presentada. Esta es más fuerte contra arañazos que contra golpes, por lo que de nuevo no debemos olvidarnos de la funda para protegerlo.

Cámaras

La aplicación de las cámaras es ya conocida por los usuarios de Xiaomi, con navegación hacia los lados para los distintos modos y multitud de modos, incluido el HDR y un modo IA que identifica la escena y con ello realiza un ajuste para mejorar la toma.

La cámara principal se compone de dos sensores, uno Sony IMX363 de 12 megapíxeles con f/1,9 y otro Samsung S5K5E8 de 5 megapíxeles con f/2,1, bajo la tecnología Dual Pixel Autofocus potenciada por IA. Mientras que el primero, idéntico al del Mi 8, se encarga del trabajo duro en la captura de la fotografía con la tecnología Super Pixel para reducir el ruido (combina 4 pixeles en uno), el segundo se encarga del efecto de profundidad (bokeh), por lo que la gran diferencia es que pierde con su hermano mayor el zoom óptico, así como la estabilización óptica.

Una primera prueba comparativa entre los modos Auto, HDR, HDR+IA e IA nos permite ver como las diferencias están más en activar el HDR que en el modo IA, el cual en ocasiones ayuda a una mejor captura, pero no es determinante, sobre todo en un día nublado.

El modo HDR funciona realmente bien, pues amplia el rango dinámico sin llegar a exagerarlo, aunque requiere de una toma ligeramente más prolongada. Aun con un pulso regulero, no hemos notado fotos movidas.

El enfoque a corta distancia es correcto, aunque a veces el balance de colores no termina de ir fino (flor).

Eso sí, el doble sensor nos permite un desenfoque del fondo realmente bueno, perfecto para retratos o para capturas algo creativas.

Si bien en situaciones con poca luz sufre un poco, dentro de lo esperado, el flash destaca enormemente por su buena tonalidad y perfecta difusión.

Por su parte, la cámara frontal cuenta con un sensor de 20 megapíxeles que también se ayuda en la IA para mejorar las tomas, o eso prometen. En cualquier caso, tenemos un modo retrato que difumina el fondo correctamente, aunque esta vez no tenga la ayuda de un segundo sensor para dicho trabajo.

Rendimiento

Es hora de adentrarse en algo tan importante como el rendimiento, aspecto donde con un procesador Snapdragon 845 sabemos que no puede defraudar. Compuesto por 8 núcleos Kryo 385 a 2,80 GHz, combina su potencia con los gráficos Adreno 630 y nada menos que 6 GB de memoria RAM LPDDR4X, siendo el mejor combo que podemos encontrar a día de hoy. Si a ello le sumamos un sistema de refrigeración líquida compuesto por un heatpipe, no puede ser mejor sobre el papel, pero es que, en la realidad, jugando a PUBG, solo notaremos algo de calor tras una hora de uso.

Como podemos apreciar en nuestra comparativa de modelos analizados, el Snapdragon 845 es realmente muchísimo más potente incluso que el 835, siendo actualmente el rey hasta el lanzamiento del nuevo 855 o quizás el Kirin 980.

Obviamente, el juego a probar es PUBG, en el que el terminal se devuelve a la perfección con el nivel de gráficos en alto, quedando a la espera de tener disponible Fornite de forma oficial para probarlo.

Sistema

Cambiando de tercio, decir que el Pocophone F1 ejecuta una versión personalizada de MIUI 9, el cual a su vez está basado en Android 8.1 Oreo, aunque se espera una actualización vía OTA a MIUI 10 y con ello a Android Pie para el mes de septiembre. Los que ya conocen MIUI se encontraran un sistema realmente muy parecido, aunque con el Poco Launcher como principal diferencia. Este mantiene una estética muy similar a otros como Pixel o Nova, dando soporte para iconos dinámicos y un dock para hasta 5 iconos personalizables. Con un toque prolongado accedemos a las opciones de lanzamiento o a las opciones del fondo, mientras que contamos también con un cajón de aplicaciones.

Cuenta además con múltiples gestos que consiguen que olvidemos que no ofrece botones físicos, contando con un tutorial para hacernos a ellos.

Un problema heredado de la propia Xiaomi es la imposibilidad de reproducir video HD o superior en plataformas como Netflix o Prime Video. Esto se debe a que no cuenta con soporte para la biblioteca Widevine de nivel 1, quedándose en el nivel 3 y con ello solo permitiendo video por debajo de HD. No sabemos si podrán activarlo por software o si, como ocurrió con el ultimo terminal de One Plus, sería necesaria la sustitución hardware, algo que no sería nada conveniente ni para la marca ni para el usuario.

Como es habitual en su gama, la pantalla reconoce hasta 10 puntos de forma simultánea, mientras que destaca la calidad con la que capta las señales WiFi, por encima de otros terminales, y lo rápido que el GPS nos sitúa.

Autonomía

Con una batería de 4.000 mAh y el buen hacer de Xiaomi en cuando a eficiencia, era de esperar que estuviéramos ante un terminal con muy buena autonomía, suficiente para pasar una noche sin cargarlo y tener unas 10 horas de pantalla, algo a lo que la resolución de la misma ayuda. También destaca el sistema de carga Quick Charge 3.0, que si bien no es la más reciente versión 4.0, permite una carga rápida del terminal gracias a sus 12V/1,5A.

Conclusión

Tras la expectación generada por el Pocophone F1, hemos de decir tras nuestro análisis que el terminal nos ha dado muy buenas sensaciones desde el primer momento, sintiéndose cómodo y nada voluminoso para su pantalla de 6,18 pulgadas.

Si algo debemos destacar de este terminal es su increíble potencia, pues con el SoC más potente del mercado actual, poco más debemos hablar sobre ello. A ello debemos sumar una pantalla y unas cámaras que, si bien no están en la misma liga que las de los tope de gamas de otras marcas, si están muy por encima de cualquier terminal que se le asemeje en precio, incluso muy por encima de la mayoría de terminales del mercado, solo superadas por los tope de gama.

Si a lo anterior sumamos una excelente autonomía, temperaturas muy controladas, muy buen sonido y una excelente conectividad a excepción del NFC, solo nos resta comentar en su contra el nivel de su certificado Widevine, imposibilitando la reproducción de contenido HD con DRM, léase en Netflix o similares.

Aspectos como que su chasis sea de plástico y que no tenga un diseño ultrarefinado o megadelgado pueden pasar seguramente a un segundo plano, aunque quizás es la única diferencia con los terminales tope de gama del resto de marcas, ahorrándonos por el camino una notable suma de dinero.

Y es que podemos encontrar a la venta el Pocophone F1 en la web oficial de la marca en Aliexpress con envío desde España por tan solo 299 euros (está en oferta, luego subirá a 329 euros), un precio que hace que su relación prestaciones/precio sea imbatible para un gama alta que no debemos considerar premium, pues ahí estaría el error.

Principales ventajas
+Relación prestaciones/precio imbatible en gama alta
+Excelente potencia y fluidez, su punto más fuerte
+Pantalla 6,18″ Full HD+ de muy buena calidad
+Cámaras muy buenas, aunque no a la altura de las más top
+Excelente autonomía
+Buen altavoz integrado
+Temperaturas muy controladas jugando
+Mantiene el jack TRRS para auriculares
+Dual Nano-SIM + micro-SD
Aspectos Negativos
Sin NFC
Widevine nivel 1, sin Netflix HD
Otros Aspectos
*Fabricado en plástico, material no tan “premium”
*Diseño correcto, pero tampoco “premium”
*Android 8.1 – MIUI for POCO (act. Android Pie)

Desde El Chapuzas Informático le entregamos el Galardón de Platino al Pocophone F1.

Artículos relacionados