Las Nvidia GeForce RTX subirán de precio, aunque sólo será en EE.UU

Ya comienzan a surgir rumores (y clickbaits) de que en breve los precios de las Nvidia GeForce RTX comenzarán a subir, aunque claro, por aquí poco tenemos que alarmarnos, ya que este aumento de precio sólo debería perjudicar a aquellas personas que compren su hardware en los Estados Unidos, por lo que de forma indirecta puede afectar al mercado y usuarios de América Latina que realicen sus compras ahí.

El motivo ya lo hemos hablado en numerosas ocasiones, y no solo afecta a las Nvidia GeForce RTX, sino a cualquier producto enviado desde China, lo que pasa es que resulta más llamativo crear un título diciendo que las GeForce RTX subirán de precio haciendo creer que será en todo el mundo, cuando solo será en un mercado.

Esto se debe a la guerra comercial en la que ha sumergido Donald Trump a los Estados Unidos contra China, donde todos los productos que lleguen desde China verán incrementado sus aranceles, por lo que el aumento de precio repercutirá de forma directa en los usuarios que compren cualquier producto que se envíe desde el país más poblado del mundo.

En total, se añade un arancel del 10% en bienes por valor de 200.000 millones de dólares, y será cada lunes cuando se vayan actualizando los precios de los productos, esperando que sea el próximo 1 de octubre cuando las nuevas GeForce RTX vean encarecido su precio en hasta 200 dólares.

 0

Hecha la ley, hecha la trampa, y los socios de Nvidia con sede en Taiwán están exentos de dichos aranceles, por lo que fabricantes como MSI o Taiwan que envíen sus productos desde dicho país podrán seguir manteniendo los mismos precios, mientras que, curiosamente, los estadounidenses podrían comprar el hardware de otros fabricantes en México a un precio más bajo pese a pagar los costes de envío.

Otros fabricantes de componentes para PC, como de memoria RAM o SSDs, poniendo como ejemplo a GEIL, Team Group o ADATA, actualmente han decidido enviar todos sus productos desde Taiwán para evitar el encarecimiento de sus productos. Es de esperar que otros fabricantes tecnológicos (periféricos, smartphones, wearables, etc), busquen enviar sus productos desde otros países para evitar que se resientan las ventas.

vía: Wccftech

Artículos relacionados