Aston Martin deja entrever el Rapide E, su primer coche eléctrico

Aston Martin dejó entrever el Rapide E, el nombre que recibe su primer vehículo completamente eléctrico. Si bien mostró una escueta imagen del vehículo, al menos en los aspectos técnicos fue más generosa.

Este vehículo incorpora dos motores eléctricos que arrojan una potencia de 602 CV que le permite alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en un tiempo de inferior a los 4 segundos. Por otro lado, su batería de 65 kWh de capacidad debe ofrecer un rango de más de 320 kilómetros (en el estándar de prueba WLTP), y su soporte para carga de 100 kW “o superior” debería cargarlo en menos de 1 hora.

Como todo vehículo deportivo que se precie, la compañía promete que el vehículo mantendrá su alto rendimiento de forma prolongada. La compañía se llevó su Rapide E al famoso circuito de Nürburgring, Alemania, y corrió una vuelta sin una “reducción absoluta” de la batería, y que no debería sufrir con frecuentes aceleraciones y frenados bruscos.

El Aston Martin Rapide E promete un peso reducido gracias al uso de aleaciones y compuestos de carbono, mientras que refina la aerodinámica hasta las ruedas, que usan neumáticos Pirelli P-Zero de baja resistencia. Aston Martin ha ajustado el manejo y el tren motriz para sentirse como si fuera un vehículo impulsado por gasolina, pero claro, todo ello sin contaminar todo a tu paso. El problema de estos vehículos, el de siempre, el precio, no se anunció, pero sabiendo que sólo existirán 155 unidades, ya indica que será un vehículo muy exclusivo.

vía: Engadget

Artículos relacionados