El servicio secreto francés intercepta un drone cerca de la casa de verano de su presidente

Los drones recreativos se han convertido en un arma útil en los últimos tiempos. Gracias a su bajo coste y su sigilo, estos dispositivos a control remoto están siendo utilizados en casos para los que no estaba previsto su uso, como en el transporte de drogas o para realizar atentados, tal y como pudimos ver hace unos días en el caso de Nicolás Maduro, cuando unos drones intentaron atentar contra su persona. Ahora le toca el turno a Francia, puesto que el servicio secreto francés se vio obligado a interceptar una de estas aeronaves.

drone vigilancia 0

Y es que el servicio secreto francés o GSPR, por sus siglas en francés, interceptó un drone que se encontraba sobrevolando en el espacio aéreo de un lugar muy importante para el presidente del país, puesto que se trata de Fort de Brégançon, es decir, el lugar en el que el mandatario pasa sus vacaciones de verano. Para ser derribado, el drone fue disparado con un dispositivo de ondas de radio, que bombardeó el transmisor del aparato impidiendo así que se comunique con la persona que lo controla de forma remota, saturando su receptor y derribándolo al fin y al cabo.

Por el momento, no está claro cuáles eran las intenciones de la aeronave, y aunque seguramente se tratara de un drone recreativo que simplemente volaba sobre la zona, este caso vuelve a reavivar un tema que molesta mucho a los grupos de seguridad de todos los países del mundo.

vía: Engadget

Artículos relacionados