Samsung sería la culpable de que un Galaxy Note 4 explotara deformando la cara de una niña

Las explosiones en un terminal Samsung no es que sea algo nuevo. El caso más conocido estuvo ligado al Galaxy Note7, donde un problema de diseño facilitaba que la batería, al expandirse y no tener suficiente espacio para ello, terminara dañándose y dando lugar a una explosión, por lo que el terminal fue retirado del mercado y se prohibió su uso incluso en los aeropuertos para evitar males mayores.

Samsung Galaxy Note 4 explosion 1 740x560 0

Ahora, ha sido en China donde conocemos a una familia que lleva casi año dos años tomando acciones legales después de que su Samsung Galaxy Note 4 terminara explotando y desfigurando la cara de la menor de la familia, una niña de tan solo 5 años de edad. Debido a los daños ocasionados, la familia está pidiendo una indemnización de 1,69 millones de Yuan (unos 213.000 euros) a la compañía coreana, pero hasta el momento, Samsung China únicamente les ha ofrecido 1.259  euros al cambio para cubrir los gastos médicos ocasionados por la explosión del dispositivo.

Samsung Galaxy Note 4 explosion 2 740x416 1

Según los informes, el padre de la niña, Feng Lingling, compró el Galaxy Note 4 en una tienda fuera online llamada “Fileda” en agosto de 2016. El 9 de marzo de 2017, el teléfono explotó de repente en las primeras horas de la mañana mientras la familia estaba profundamente dormida. Después de un fuerte grito de la niña de 5 años, el padre se despertó y encontró el Galaxy Note 4 echando humo y con la cara y la mano de la niña con quemaduras de segundo grado.

Desde el momento del incidente hasta ahora, ha habido mucha controversia con respecto a la causa de la explosión y el caso se estancó. Sin embargo, se realizaron algunos avances el pasado jueves y parece que Samsung está en el lado perdedor.

Samsung Galaxy Note 4 explosion 3 740x353 2

Los familiares de la niña lesionada afirman que Samsung tiene que pagar 241.668 yuanes (30.395 euros) por indemnización por discapacidad, 100.000 yuanes (12.580 euros) por compensación mental, 3.600 yuanes (460 euros) por comida hospitalaria, 7.284,5 yuanes (920 euros) por transporte y 300.000 yuanes (37.770 euros) para tratamientos de seguimiento y rehabilitación. Los miembros de la familia de la niña lesionada creen que “Samsung sabe que sus productos están explotando pero aún los vende“, por lo que cree que la empresa está expuesta a una “malicia subjetiva”, por lo que ha demandado por un daño punitivo por valor de 1.105.105 yuanes (139.000 euros).

En este sentido, Samsung solicitó “un mayor tiempo para obtener pruebas” sobre la base de que “el demandante cambió la solicitud de demanda“. El caso se volverá a iniciar el 21 de agosto.

Samsung Galaxy Note 4 explosion 4 740x432 3

vía: GizChina

Artículos relacionados