Filtradas las placas Gigabyte B450 Aorus Pro y B450 Aorus M para CPUs AMD Ryzen

Gigabyte prepara el lanzamiento de dos nuevas placas base, siendo lo más curioso de todo que la compañía le ha quitado importancia a su propia marca gaming dejándola en un segundo plano como un mero modelo de placa base en vez de posicionar Aorus en primer lugar, que es lo que da importancia a su marca gaming. De esta forma nos encontramos con la Gigabyte (que no es Gigabyte, es Aorus, pero ya no saben lo que hacen) B450 Aorus Pro en un formato estándar ATX, y la Gigabyte B450 Aorus M en formato Micro-ATX.

Vamos a lo que interesa. La B450 Aorus Pro ve como el socket AM4 queda respaldado por un generoso VRM de 11+1 fases de alimentación (hay que recordar que este chipset permite overclock) y unido a una configuración de cuatro ranuras DIMM DDR4 (hasta 64GB @ 3200 MHz), tres ranuras PCI-Express 3.0 x16 (una reforzada en acero) junto a un PCIe x1, queda espacio para cuatro puertos SATA III @ 6.0 Gbps, y dos agradecidos puertos M.2 para SSDs de alto rendimiento (1x @ x16 + 1x @ x4) cubiertos por un disipador de aluminio a juego con el color de la placa base.

En términos de conectividad tenemos puertos USB 3.1 Gen2 (Type-A + Type-C), puertos USB 3.1 Gen1, salidas de vídeo en forma de HDMI 2.0 y DVI, chip de audio dedicado, e iluminación LED RGB tanto en el embellecedor al lado del VRM como del disipador del chipset.

Por otro lado tenemos la B450 Aorus M, una placa base en formato Micro-ATX más que apta conformar un potente y compacto  equipo gaming gracias a que mantiene el VRM de 11+1 fases de alimentación. Todo lo demás lo mantiene, salvo que debido a su tamaño limitado, solo tenemos acceso a dos ranuras PCI-Express 3.0 x16 junto a una ranura PCIe x1 y un puerto M.2 refrigerado pasivamente. Nos quedamos sin los USB 3.1 Gen2, se añaden dos puertos USB 2.0 para reducir costes y adiós a la iluminación LED RGB y un mejor audio.

vía: Lab501

Artículos relacionados