China comienza a fabricar CPUs x86 usando la IP y arquitectura de AMD

China sigue buscando desarrollar sus propios procesadores para no depender de occidente, y para ello nada mejor que avanzar a pasos de gigante. Es por ello que el fabricante chino Hygon ha anunciado un importante avance con la creación de sus procesadores x86 ‘Dhyana‘, los cuales hacen uso de la popular y exitosa microarquitectura Zen desarrollada por AMD.

Estos procesadores son el resultado de una colaboración entre ambas compañías, donde Hygon ha adquirido la Propiedad Intelectual (IP) de AMD para fabricar procesadores x86 sin depender directamente de AMD, Intel o VIA Technologies.

Las declaraciones oficiales de AMD indican que la compañía no está vendiendo los diseños finales de sus chips a sus socios con sede en China. En cambio, AMD les permite diseñar sus propios procesadores adaptados para el mercado chino de servidores. Pero, pese a ello, los procesadores Dhyana producidos en China son tan similares a los procesadores EPYC de AMD que los desarrolladores del kernel de Linux han enumerado los ID de los proveedores y los números de serie como la única diferencia. De hecho, los mantenedores del kernel de Linux simplemente transfirieron los códigos de soporte EPYC al procesador Dhyana y observaron que habían ejecutado con éxito los mismos parches en los procesadores EPYC de AMD, lo que implica que hay poca diferenciación entre los chips.

Los nuevos chips comienzan a llegar en un momento en el que China y los Estados Unidos se encuentran metidos en una guerra comercial que podría escalar rápidamente en cualquier momento, por lo que China ha visto en este acuerdo un gran aliado para evitar los aranceles impuestos por EE.UU. Las guerras de hoy se ganan con pequeñas jugadas. y este es un gran movimiento, ya que hay que recordar que el gobierno de Obama impidió que Intel vendiera procesadores Xeon a China en el 2015 debido a las preocupaciones de que los chips alimentaran los programas nucleares del país. Las acciones posteriores de EE.UU Impidieron en gran medida que China adquiriera los conocimientos técnicos y el equipo necesario para desarrollar su propio programa nuclear.

Eso hace que sea aún más sorprendente que AMD haya logrado establecer una franquicia que permita a los proveedores de procesadores chinos desarrollar y vender procesadores x86 a pesar de las regulaciones de EE.UU.

No está claro cuál será el impacto del acuerdo de licencia de AMD sobre las perspectivas a largo plazo para las ambiciones del desarrollo de chips ‘Made in China’. China también está muy involucrada en otras empresas productoras de chips, como Zhaoxin Semiconductor, que está trabajando para producir chips x86 a través de una asociación con VIA. La combinación de estos esfuerzos, entre otros, en última instancia, podría proporcionar al país la independencia que desea de las intervenciones de los EE.UU, Y posiblemente alterar el mercado de procesadores a largo plazo en el proceso.

vía: Hardocp

Artículos relacionados