Review: BenQ EX3203R (31,5”, QHD, 144 Hz, 1800R, FreeSync 2)

Anunciado el pasado mes de abril, ya tenemos con nosotros el nuevo BenQ EX3203R, un atractivo monitor curvo de 31,5 pulgadas con resolución QHD y 144 Hz que hará las delicias de los jugadores más exigentes, sobre todo si cuentan con una gráfica AMD, ya que ofrece compatibilidad con la tecnología FreeSync 2.

Veamos en primer lugar las especificaciones técnicas que nos ofrece este monitor:

BenQ EX3203R
PanelVA LED
Diagonal31,5 pulgadas (697,34 x 392,26 mm)
Formato16:9 – 1800R
Resolución2560 x 1440‎ píxeles
Tasa de refresco144 Hz
Tiempo de respuesta4 ms (GtG)
Contraste3000:1
Brillo400 nits
Ángulo de visión178º/178º
Gama de color90% DCI-P3‎ (8 bits)
16,7 millones de colores
Conectividad2 x HDMI 2.0
DisplayPort 1.4
Jack 3.5 mm auriculares
USB 3.1 Gen2 Tipo-C + 2 x USB 3.1 Gen1 Tipo-A
TecnologíasFreeSync 2, Flicker-Free, HDR, Low Blue Light, Sensor de iluminación, Bright Intelligence Plus, Low Blue Light, Colour Vibrance, AMA
AjustesInclinación: -5 – 20º
Ajuste en altura: 60 mm
ConsumoEncendido: 100W
Transformador externo
Dimensiones536 x 712, 69 x 223,87
Peso8,1 kg

Antes de comenzar la review queremos agradecer a BenQ su confianza en nosotros al enviarnos este producto para su análisis.

Embalaje y Accesorios

El monitor BenQ EX3203R viene en una blanca y robusta caja de cartón que cuenta en su interior con gruesos corchos para protegerlo a la perfección incluso si el propio embalaje recibe algún golpe, algo muy importante en un bulto de este tamaño y peso.

Además de la documentación y el disco de drivers, encontramos un completo pack de cables con conectores HDMI, DisplayPort a mini-DisplayPort y USB Tipo-C, así como una tapa para la zona trasera en la que se conectan los mismos y el transformador de corriente con su cable de alimentación.

BenQ EX3203R

Una vez extraído del embalaje, nos encontramos ante un voluminoso monitor que ya viene ensamblado, con todo el soporte y la peana colocados de fabrica para poder usarlo en segundos. Su diseño es elegante con una combinación de plásticos negros y grises y una peana cromada que lo hace más llamativo, aunque no estridente.

Centrándonos en lo más importante, el BenQ EX3203R ofrece un panel VA curvo de 31,5 pulgadas (697,34 x 392,26 mm) con retroiluminación LED y con una resolución QHD, es decir, de 2560 x 1440‎ pixeles. Con un ratio de imagen de 16:9 y una curvatura 1800R, quizás la especificación más importante sea su frecuencia de actualización de 144 Hz, perfecta para los jugadores más exigentes. También debemos destacar su tiempo de respuesta de 4 ms (GtG), su contraste dinámico de 3000:1 y su brillo de 400 nits, ambos en un modo HDR bastante justito.

Un aspecto muy interesante de este monitor es la tecnología Brightness Intelligence Plus (B.I.+), la cual utiliza el sensor de iluminación que vemos en la imagen anterior para ajustar el brillo y la temperatura del color de forma autonómica, de forma similar a como lo hace la pantalla del móvil. Esto permite un mayor confort a la hora de usar el monitor, lo que sumado a la tecnología Flicker-free y Low Blue Light Plus, que elimina el parpadeo y reduce la emisión de luces azules, consigue minimizar la fatiga visual tras horas de intenso uso.

Como es habitual, el monitor ofrece la posibilidad de balance el ángulo de visión de la pantalla, partiendo de -5º y alcanzado una inclinación máxima de 20º, así como la regulación en altura hasta 60 mm.

El lado posterior ofrece un diseño igualmente elegante, destacando el color gris por encima del negro, con detalles muy buenos como el hueco pasacables para una mejor organización de los mismos. Eso sí, no permite un soporte VESA, aunque en las especificaciones lo indique, pues para ello requiere un adaptador que tendremos que comprar aparte en la web oficial y que seguramente no veamos en muchas tiendas.

Mientras que en el margen inferior derecho, visto desde el frontal, quedan los botones para navegar por el menú OSD, en el centro queda la completísima conectividad de este modelo.

Además del conector de alimentación y una salida para auriculares, disponemos de 2 puertos HDMI 2.0 y un DisplayPort 1.4 como entradas de vídeo más convencionales, a las que se suma un USB 3.1 Gen.2 que también permite la conexión a los dispositivos más modernos. Además, ofrece 2 puertos USB 3.1 a modo de hub desde el conector principal, perfecto para conectarle periféricos a un dispositivo compatible.

Pruebas

Conectamos el BenQ EX3203R a nuestro equipo a través de un cable DisplayPort para comenzar nuestras pruebas, enfocadas en gran medida a sus características especiales. Eso sí, antes de nada, decir que su curvatura 1800R no supone una gran diferencia, pues es bastante reducida y gustará o no de forma muy personal, aunque no lo tomaría como el factor más decisivo.

Antes de nada, debemos hablar de su definición de imagen, la cual es realmente buena gracias a una resolución QHD de 2560 x 1440‎ píxeles para su panel de 31,5 pulgadas, lo que se traduce en 93,24 PPI. Esto indica que ofrece la misma densidad de píxeles que un monitor de 24 pulgadas Full HD o un monitor de 47 pulgadas 4K, por lo que quien de el salto desde un monitor como los indicados notará una definición similar, mientras que los que usen otras combinaciones encontraran una mejor/pero definición obviamente.

En mi caso, acostumbrado a un 27 pulgadas 4K, noto la menor definición sobre todo en textos, aunque al subir la escala de tamaño de Windows a unas proporciones más razonables para no dejarnos la vista, este efecto se minimiza parcialmente y la definición es buena, aunque sigue notándose la diferencia.

Sin embargo, a su favor están las 31,5 pulgadas de su diagonal, sobre todo a la hora de reproducir contenidos multimedia, ya sean películas o juegos.

Otro aspecto a destacar es la calidad de sus colores, incluso para un panel VA LED. Realmente no tiene demasiado que envidiarle a un IPS, una vez lo calibremos bien, más aun visualizando contenidos HDR donde el rango dinámico del color crece notablemente. Sin embargo, al activar en Windows el modo HDR, notaremos como el contenido SDR pierde mucho brillo, algo que en las ultimas versiones del sistema se puede corregir con una barra que permite subir el brillo en dichos contenidos, aunque algunas aplicaciones queden como en tierra de nadie y no vayan finas. Lo mejor, activar el HDR solo cuando vayamos a usarlo, ya sea en películas o juegos.

Uno de los títulos compatibles con HDR para PC es Battlefield 1, el cual luce sensacional gracias la combinación de tecnologías que ofrece este monitor. Por un lado, el HDR nos da unos colores y un rango dinámico por encima de lo normal. Por otor, la función B.I.+ nos controla el brillo para adaptarlo al de la habitación y que nunca sea molesta la imagen, ya juguemos con la luz encendida o apagada. Pero lo que realmente marca la diferencia son los 144 Hz de refresco de este modelo, ofreciendo una experiencia mucho más fluida que en shooters es realmente sensacional. Volver a los 60 Hz se hace duro después de probar los 120/144 Hz.

Conclusión

El BenQ EX3203R es quizás uno de los monitores gaming que menos luce como tal, pues a sus prestaciones perfectas para jugadores exigentes se une un diseño de líneas atractivas y elegantes, sin estridencias como vemos en otras marcas que dejan muy claro su enfoque.

Combinar una diagonal de 31,5 pulgadas con una resolución QHD sobre un panel curvo parece lo ideal con la potencia de los equipos gaming actuales, pues nos permitirá disfrutar de los juegos con altas tasas de FPS y por tanto de sus 144 Hz. Que sea compatible con FreeSync 2 es una ventaja, aunque no tan grande cuando este solo es compatible con graficas AMD y consolas Xbox One, por lo que si tenemos una gráfica Nvidia (probable) o una consola PS4 (probable), no podremos sacarle todo el partido posible.

Podemos encontrar a la venta el BenQ EX3203R próximamente en España con un precio oficial de 544 euros, por lo que si bien puede parecer algo caro, era de esperar para la gran cantidad de prestaciones que ofrece, perfectas para los gamers más exigentes.

Principales ventajas
+Excelentes prestaciones para su precio
+Panel curvo de 31,5 pulgadas con resolución QHD
+144 Hz con FreeSync 2, excelente para juegos
+Brillo inteligente, se ajusta automáticamente
+Flicker Free y Filtro de luz azul
+Conectividad de lo más completa
Aspectos Negativos
Nada que destacar
Otros Aspectos
*Curvatura 1800R, puede gustar o no

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Platino al monitor BenQ EX3203R.

Artículos relacionados