Phil Spencer afirma que la Xbox One llegó al mercado “siendo muy cara y poco potente”

A lo largo de esta semana, con la celebración del E3 2018, Phil Spencer, el jefe de la división de Xbox, nos está ofreciendo varios titulares que son bastante interesantes. Si hace unos días el mismo directivo confirmaba que el equipo de desarrollo de Microsoft se encuentra trabajando en las próximas consolas Xbox, ahora Phil Spencer ha vuelto a hablar de sus consolas, pero más concretamente de una de ellas, la primera Xbox One.

En una extensa entrevista, Phil Spencer ha reconocido los errores que llevaron al lanzamiento de una consola, la Xbox One, que no fue ni lo suficientemente puntera en tecnología, ni ofrecía ninguna ventaja sobre su competidora, la PlayStation 4. El director de la división de videojuegos de Microsoft afirmó que la primera versión de la Xbox One, que se lanzó en 2013 por 499 euros incluyendo una unidad del dispositivo Kinect, “era una consola muy cara y menos potente que la PlayStation 4”.

He estado en Xbox desde el principio, y esta división siempre ha sido como el garaje de Microsoft: mientras no subiéramos mucho la música de nuestra banda podríamos seguir tocando. Ahora la compañía ve lo que es realmente el gaming y la industria: más de 2.000 millones de personas en todo el mundo, muchas de las cuales siguen adorando nuestras marcas.

Lanzamos una Xbox One que era menos potente comparada con la PlayStation 4, y mucho más cara debido a la inclusión de un Kinect en cada caja. Con poca potencia y mucho precio… Este no era el modelo adecuado de negocio para nosotros.

Lanzamos algunas de nuestras franquicias y juegos demasiado frecuente y temprano, lo que les hizo perder la expectación por parte de nuestros fans, algo muy importante en esta industria. El problema aquí es que el deseo actual es el de dividir el mercado. La mentalidad a día de hoy se traduce en que alguien tiene que fracasar para que otro salga ganando.

Cuanto más trabajamos juntos como industria, mejores cosas suceden. Tú tienes un smartphone con Android, y yo tengo un iPhone, pero todavía puedo seguir llamándote. Esa sería mi esperanza:  poder competir todavía, pero tenemos que competir en calidad y creatividad“.

vía: gamereactor

Artículos relacionados