Muchos fans de Fortnite culpan a Sony de arruinar la experiencia del crossplay

Tal y como os anunciamos ayer mismo, tras la conferencia de Nintendo, el videojuego más famoso de estas semanas, el Fortnite, ya ha aterrizado en la plataforma de Nintendo Switch, y con ello ha llegado la alegría de miles de fans de todo el mundo, que ahora pueden disfrutar del Battle Royale más conocido desde su consola portátil, pero también ha llegado la ira de otros tantos, dado que Sony y su tozudez ante el juego cruzado han obligado a Epic Games a cambiar sus planes.

Y es que de acuerdo con lo que comenzaron a reportar algunos usuarios en la tarde de ayer, si en su momento te creaste una cuenta para jugar a Fortnite en la PlayStation 4, y quieres pasarte también a Nintendo Switch, para lograrlo tendrás que hacerte una cuenta completamente nueva, con otro email diferente, y sin el progreso de la que tienes en la consola de Sony. Básicamente, esto se debe a que una vez creas una cuenta de Epic Games para jugar en la PlayStation 4, este usuario queda vinculado a la plataforma de Sony, lo que, según la advertencia lanzada por la desarrolladora, “impide que la cuenta opere en Nintendo Switch”.

Todo ello se debe a un punto que Sony ha mantenido durante muchos años, y es el crossplay. La compañía japonesa nunca ha estado por la labor de colaborar en lo que podría ser un gran salto para la industria de los videojuegos, mientras que otras empresas como Nintendo y Xbox ya lo están haciendo con varios juegos. Así, por ejemplo, los usuarios de Fortnite que tengan su cuenta en Xbox One, una vez terminen la partida en la consola de Microsoft, pueden retomarla en la Nintendo Switch y seguir jugando con sus amigos de Xbox, algo que para Sony no tiene sentido alguno.

vía: TheVerge

Artículos relacionados