La PlayStation 5 usaría una GPU Navi @ 7nm, Sony está ayudando a AMD con su arquitectura

AMD está nadando en la abundancia, y gran parte de ello es gracias a las consolas de nueva generación, es decir, la PlayStation 4, la Xbox One y sus variantes vitaminadas, y es que todas ellas tienen algo en común: usan una CPU y una GPU fabricada por AMD, y eso se resume en más de 100 millones de consolas con su hardware.

Si bien ya está confirmado que esta colaboración se mantendrá para la próxima generación de consolas, también ya se pudo confirmar de que la PlayStation 5 empleará un procesador AMD Ryzen, es decir, una CPU con la nueva microarquitectura AMD Zen, pero de los gráficos no se había rumoreado tanta información como hasta ahora, la cual toma gran relevancia al conocerse que emplearía la arquitectura Navi a un proceso de fabricación de 7nm.

Todas las consolas mencionadas emplean la arquitectura gráfica Polaris. En los equipos de sobremesa, la arquitectura más avanzada, Vega, solo da vida a dos GPUs que no han tenido éxito alguno más allá del mercado de las criptomonedas. Su rendimiento no es que fuera malo, pero en términos de consumo, duplicaba al de sus rivales, a lo que se le sumaba unos precios muy elevados para ofrecerse a los usuarios con diseños de referencia que se traducían en elevadas temperaturas y sonoridad.

Esta arquitectura no será usada por AMD para la próxima generación de GPUs, empleará a Navi, su arquitectura más reciente en el mercado fabricada a un proceso de fabricación de 7nm. La semana pasada, durante la Computex, y anunciábamos que este movimiento en Vega supondría una mejora del rendimiento del 35 por ciento, muy pequeña, pero es una mejora enorme de rendimiento al conocerse de que el consumo energético se reducirá a la mitad, solucionando así el problema principal de la arquitectura gráfica de AMD.

Para garantizar este consumo energético, se ha informado de que la propia Sony se encuentra trabajando estrechamente con AMD para desarrollar y optimizar una arquitectura Navi específicamente para el uso de la PlayStation 5, una versión muy eficiente que permita crear un SoC no solo muy potente que realmente permita jugar a juegos 4K @ 60 FPS, sino que su consumo sea razonable, ya que el consumo va ligado con las temperaturas, y un gran disipador podría condicionar de forma negativa el diseño de la próxima consola de la compañía que llegaría en el año 2020.

vía: TechPowerUp

Artículos relacionados