Un novedoso “marcapasos cerebral” podría acortar los plazos de recuperación en pacientes con aneurismas

La estimulación del nervio vago o VNS podría tener un importante rol en la recuperación de pacientes con aneurismas, tal y como sugieren nuevos ensayos clínicos realizados en el Centro Médico Wexner de la Universidad de Ohio. Como parte de la recuperación, los especialistas en rehabilitación en infartos cerebrales han implantado en el pecho del paciente un dispositivo eléctrico que estimula el nervio vago denominado MicroTrasponder Vivistim, una especie de “marcapasos cerebral”.

Este dispositivo funciona a través de un receptor inalámbrico que al recibir la orden, la redirige al nervio vago presente en el cuello y estimula el cerebro. El dispositivo ayuda a los pacientes en recuperación al fortalecer las conexiones motrices cuando ellos realizan una acción correctamente. En esencia, vuelve a reconectar la circuitería presente en el cerebro, algo llamado neuroplasticidad.

Marcapasos Cerebral 0

A través de este mecanismo, se liberan neurotransmisores desde el cerebro que pueden ayudar a un paciente que ha perdido la movilidad de sus piernas o brazos a ir recuperando el control sobre ellos. Los investigadores esperan que este mecanismo de activación extra ayude al cerebro a recordar el movimiento asociado y a mejorar el proceso de recuperación.

Un estudio anterior demostró que la estimulación emparejada del nervio vago ayudó aproximadamente al 85 por ciento de los pacientes que la recibieron. Según el doctor Marcie Bockbrader, un psiquiatra del Centró Médico Wexner, es como pulsar un botón, denominándolo un “marcapasos cerebral” que hace que el cerebro de un paciente víctima de un aneurisma sea más receptivo a la rehabilitación y puede acelerar en gran medida la recuperación.

Actualmente estos ensayos se están llevando a cabo en pacientes de infartos cerebrales bajo un programa de rehabilitación bastante intensivo, de seis semanas, y están buscando nuevos pacientes interesados en probarlos.

vía: engadget