La conductora de un Tesla accidentado admite que miraba el móvil con el Autopilot activado

Hace unos días, un vehículo Tesla Model S tuvo un accidente en Utah, Estados Unidos, cuando impactó contra un camión que se encontraba parado en un semáforo en rojo. Como ya viene siendo más que habitual, medios de todo el mundo saltaron con la sabrosa noticia de que un vehículo autónomo había tenido un nuevo accidente, puesto que la conductora del Model S explicó que tenía el modo Autopilot activado.

Sin embargo, hoy nos encontramos con un dato muy curioso, aunque para nada extraño, puesto que la propietaria, de 28 años de edad, ha confesado que estaba mirando su teléfono móvil a la vez que su Tesla Model S se encontraba conduciendo en su modo automático. De este modo, y tras despistarse con su smartphone, la conductora sufrió el mencionado accidente, impactando contra un camión de bomberos a unos 96 kilómetros por hora.

Y es que de nuevo nos encontramos con una situación en donde el propietario del vehículo Tesla creía que el Autopilot se trata de un sistema de conducción autónoma completa e infalible, y que, cuando se activa, puedes desinhibirte de la carretera, y dejar de permanecer atento. Tras el aluvión de noticias acusando a los automóviles de Tesla de no seguros, Elon Musk mostró su claro descontento en las redes sociales, advirtiendo que sólo se resaltan los accidentes de sus vehículos, mientras que existen otros 40.000 accidentes de carretera al año en Estados Unidos.

Del mismo modo, Musk recalcó el increíble resultado del accidente, puesto que la conductora salió de su Model S con un tobillo lesionado, mientras que un impacto a tal velocidad debería haber supuesto un daño mucho mayor o, directamente la muerte, algo que se debe al alto grado de seguridad de los vehículos Tesla, calificados como unos de los más seguros del mercado.

vía: Engadget

Artículos relacionados