Review: Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB

Lanzada en enero sin iluminación, hoy es el día elegido para presentar la nueva Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB, una revisión del modelo original que incorpora iluminación LED RGB tanto en el frontal como en sus dos ventiladores incluidos, manteniendo la estética moderna y agresiva, así como el cristal templado en parte de su frontal y el lateral principal.

Veamos para comenzar sus especificaciones técnicas:

Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB
FormatoSemitorre / ATX
Dimensiones495 x 232 x 516 mm (alto, ancho, profundo)
MaterialesChasis acero
Frontal plástico y cristal templado con LEDs RGB
Lateral principal de cristal templado tintado
Bahías Internas:
2 x 3.5/2.5 pulgadas
3 x 2.5 pulgadas
RefrigeraciónFrontal: 3 x 120 mm / 2 x 140 mm (incluido 1 x 120 mm RGB)
Superior: 2 x 120/140 mm
Trasero: 1 x 120 mm (incluido RGB)
Radiadores compatiblesFrontal: 360/280 mm
Superior: 240 mm (con memorias de bajo perfil)
Trasero: 120 mm
Ranuras expansión7 slots
Conectores2 x USB 3.0
2 x Jack 3.5 mm (auriculares y micrófono)
OtrosFuente de alimentación ATX hasta 190 mm
Compatible disipadores hasta 165 mm
Compatible gráficas hasta 370 mm
Controlador Corsair Lighting Node PRO

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a Corsair por cedernos esta caja para su análisis.

Embalaje y Accesorios

La Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB viene en una caja de cartón neutro que nos muestra su diseño en líneas, así como sus principales características y sus especificaciones técnicas, quedando en su interior protegida por un grueso marco de poliespan y una bolsa de plástico para que llegue impoluta a nuestras manos.

Además del manual de usuario y una caja con la tornillería y algunas bridas de plástico, se incluye una llave Allen para retirar los tornillos de la tapa de cristal, algo extraño teniendo en cuenta que la mayoría de modelos usan tornillos manuales, pero que obviamente da mayor seguridad frente a los amigos de lo ajeno.

Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB

Una vez desembalamos al completo la Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB, nos encontramos ante una semitorre con unas dimensiones de 495 x 232 x 516 mm (alto, ancho, profundo) que de primeras cuesta distinguir del modelo original, aunque iremos viendo los pequeños detalles que las diferencian.

El frontal ofrece una combinación de plástico de alta calidad y cristal templado separados por una tira LED RGB, principal novedad en este modelo. La zona inferior queda mallada para permitir la entrada de aire, mientras que deja escapar algo de la iluminación desde el margen derecho. Además, en la zona superior, ofrece una pareja de puertos USB 3.0 y la habitual pareja de jacks de 3.5 mm para auriculares y micrófono, así como los botones de encendido y reinicio.

El lateral principal está cubierto por un cristal templado tintado que permite entrever el interior del chasis a la perfección, mientras que el secundario es completamente opaco.

En el lado posterior de la caja nos ofrece la fuente de alimentación en posición inferior, 7 slots de expansión y la rejilla para un ventilador de hasta 120 mm que permite regularlo en altura.

La tapa superior combina el plástico con las zonas malladas, perfecto para permitir la entrada/sala de aire hacia los ventiladores que coloquemos en dicha posición.

Por último, la base, ofrece 4 platas de plástico brillante afiladas y agresivas que son remadas por tiras de espuma para evitar transferir vibraciones a la mesa. Anotar también que la fuente cuenta con un filtro antipolvo removible, como ya es estándar.

Interior

Tras retirar las tapas laterales, pasamos a ver como en el interior de la Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB tenemos espacio para instalar placas base ATX, aunque obviamente también las de menor formato. Sobre ellas podemos colocar un disipador hasta 165 mm de altura y gráficas con hasta 348 mm de longitud, quedando espacio en el lado derecho de la placa para pasar el cableado hacia el lado trasero. Anotar que se ha reducido la altura máxima del disipador admitido de los 170 mm a los 165 mm, un detalle que puede molestar a los que busquen instalar uno de los modelos de mayores dimensiones.

Pero la mayor diferencia de diseño la encontramos en el interior, pues en esta ocasión se ha carenado la fuente de alimentación, lo que permite una organización del cableado mucho más limpia. Dicho carenado puede quitarse en dos partes, fijadas con un tornillo manual desde el lado posterior, pudiendo quitar también las bahías si queremos aprovechar dicho espacio. Eso sí, la fuente de alimentación se instala desde el lado frontal, quitando ambas zonas del carenado para tener mayor espacio de maniobra.

De cara al frontal, encontramos espacio para instalar hasta 3 ventiladores de 120 mm o 2 ventiladores de 140 mm, viniendo uno de 120 mm con iluminación LED RGB incluido. Además, junto a ellos podremos colocar un radiador de hasta 360/280 mm, por lo que liquidas como las H115i Pro o H150i Pro tendrán cabida sin problemas.

En el lado posterior también encontramos incluido un ventilador de 120 mm, igualmente con iluminación LED RGB.

Tumbamos la torre para ver como en el lado superior, tras la tapa plástica, tenemos espacio para instalar una pareja de ventiladores de 120/140 mm y un radiador de hasta 240 mm, siempre y cuando usemos memorias de perfil bajo para que no choquen con el mismo.

Giramos la torre para ver cómo, tras la placa base, tenemos espacio para otras 3 unidades de 2.5 pulgadas en bandejas que las liberar con un clip lateral. En la zona inferior, disponemos también de un bloque desmontable que da cobijo a 2 bandejas para unidades de 3.5 o 2.5 pulgadas.

Pero el último de los puntos fuertes de la Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB reside en la inclusión del controlador Corsair Lighting Node PRO, el cual se divide en un concentrador para hasta 6 ventiladores/tiras LED y el propio controlador para hasta 2 concentradores, por lo que podríamos controlar hasta 12 zonas RGB añadiendo un segundo concentrador. Podéis echar un vistazo a fondo a su funcionamiento desde aquí.

Por último, echamos un vistazo al cableado, el cual es el esperado con la adición de conectores SATA para alimentación de la iluminación.

Conclusión

La Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB ofrece el mismo diseño moderno y agresivo del modelo original que no dejaba a nadie indiferente, pues o bien era alabado por su frescura o bien criticado por incomprendido. De cualquier forma, su diseño le da un aspecto casi de extraterrestre, sobre todo con su frontal y sus afiladas y angulosas patas, mientras que el lateral principal permitirá entrever el interior de nuestro equipo a la perfección.

Podremos montar en su interior equipos de altas prestaciones sin apenas limitaciones en cuanto a disipador, gráficas o radiadores, pues permite incluso un radiador triple frontal. Además, sus las mayores diferencias con el modelo original las encontramos en la fuente de alimentación carenada y en la inclusión del controlador Corsair Lighting Node PRO, perfecto para personalizar la iluminación LED RGB.

Podremos encontrar próximamente a la venta la Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB con un precio recomendado de 149,99 dólares sin tasas, algo que se puede traducir fácilmente en unos 150 euros en nuestras tiendas.

Principales ventajas
+Diseño moderno y agresivo, no deja indiferente
+Cristal templado en el lateral principal y parte del frontal
+Iluminación LED RGB frontal y en 2 ventiladores incluidos
+Incluye un controlador Corsair Lighting Node PRO
+Permite un radiador triple frontal
+Compatible con disipadores de hasta 165 mm
+Permite gráficas de hasta 370 mm
+Fuente de alimentación carenada
Aspectos Negativos
Precio algo elevado
Otros Aspectos
*Bahías: 2 x 3.5”/2.5” + 3 x 2.5 pulgadas
*Permite fuentes ATX de hasta 190 mm

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al chasis Corsair Carbide SPEC-OMEGA RGB.

Artículos relacionados