Apple exige a Samsung pagar $1.000M por infringir diversas patentes

Llevamos ya muchos años viendo cómo Apple y Samsung se sumergen una y otra y otra vez en numerosas batallas legales. En muchos casos siempre debido a la violación de una patente de una u otra firma, ambas empresas se han mostrado de cara al público como los dos grandes titanes de la industria de los smartphones, siempre con posturas contrarias.

En esta ocasión volvemos al complejo mundo de las patentes (y sus consecuentes demandas), y es que Apple ha demandado a Samsung para exigir a los surcoreanos pagar una cantidad de 1.000 millones de dólares debido a la supuesta violación de los derechos de varias patentes. En concreto, se trata de tres patentes de diseño y dos patentes de utilidad que son propiedad de Apple, y que Samsung habría infringido en sus terminales Galaxy S, que llegaron hace nada menos que ocho años al mercado.

Por su parte, la firma de la manzana mordida exige a Samsung pagar por la totalidad de los beneficios obtenidos por dichos terminales vendidos, lo que asciende a los 1.000 millones solicitados, mientras que los surcoreanos prefieren pagar por los componentes que incluyen estas patentes, lo que en total sumaría unos 28 millones de dólares.

Bill Lee, el abogado de los de Cupertino, ha lanzado una curiosa declaración a los jueces del Tribunal de California, puesto que les ha instado a recordar cómo eran los teléfonos móviles antes de que Apple lanzase su querido iPhone. Según Lee, tras haber copiado el diseño del iPhone, Samsung comenzó a lanzar su nueva gama de terminales, incluyendo al Galaxy S, ingresando un total de 3.300 millones de dólares, y obteniendo unos ingresos de 1.000 millones, la cifra demandada por los de Cupertino.

vía: TweakTown

Artículos relacionados