Review: ADATA XPG INFAREX M10 + R10

Desde las tierras taiwanesas nos llega el nuevo combo ADATA XPG INFAREX M10 + R10, una combinación de ratón óptico de 800/1600/2400/3200 DPIs y alfombrilla, ambos con iluminación LED multicolor.

Veamos las especificaciones técnicas del ADATA XPG INFAREX M10 + R10:

ADATA XPG INFAREX M10 + R10
DiseñoDiestro
SensorSensor Óptico
800/1600/2400/3200 DPIs
Aceleración: 8G
Botones6 botones + rueda
10 millones de clics
IluminaciónRGB 2 zonas
ConexiónCable mallado con conector USB
Polling Rate 125 Hz
Dimensiones120 x 68 x 35 mm (largo, ancho, alto)
Pes145 gramos
AlfombrillaSuperficie dura de PVC
350 x 250 x 3,6 mm
800 gramos
7 colores + 2 modos
Cable USB 1,7 metros

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a ADATA por cedernos este ratón para su análisis.

Embalaje y Accesorios

El pack llega en una caja de cartón que nos muestra su diseño y principales características, quedando en su interior protegidos ambos productos por un marco de plástico y sin ningún accesorio, ni siquiera el manual de usuario.

ADATA XPG INFAREX M10 + R10

Extraemos ambos accesorios para echarles un primer vistazo, aunque los iremos viendo por separado más a fondo.

Por un lado tenemos el ratón ADATA XPG INFAREX M10, un modelo para agarre en garra o palma con unas dimensiones de 120 x 68 x 35 mm (largo, ancho, alto) y un peso algo elevado de 145 gramos. Además de los dos botones principales, y la rueda engomada, dispone de 2 botones adicionales para cambiar el nivel de DPIs.

Tanto el logo de XPG como la zona posterior de la base, cuentan con iluminación LED RGB. Sin embargo, el ratón no dispone de software de configuración, por lo que esta ira cambiando de color a su libre albedrio.

En el margen izquierdo, encontramos dos botones laterales y lo que parecen 3 LEDs indicadores, pero que no se encienden en ningún momento.

Giramos el ratón para ver como en la base dispone de 4 pequeños deslizadores de teflón y de un sensor óptico del que no nos ofrecen más información que los 4 niveles a los que podemos configurarlo, 800/1600/2400/3200 DPIs, y que es capaz de detectar aceleraciones de hasta 80G. Poca información para algo tan importante.

Es el turno ahora de la alfombrilla, la cual especifica unas dimensiones de 350 x 250 x 3,6 mm para su superficie rígida de PVC antiarañazos. Pero lo que más llama la atención de ella es su borde con iluminación LED RGB, así como el logo de XPG, la cual podemos configurar desde la huella dactilar que vemos en el margen superior, que no es un lector de huellas.

Con un peso de 800 gramos, ofrece una base de plástico con 5 zonas de goma que la sujetan bien sobre la mesa, quedando rematada por un cable USB de 1,7 metros.

Pruebas

Hemos probado esta combinación durante horas con un uso variado de ofimática, edición de imágenes y juegos. Su ergonomía permite un agarre en garra y con la mano ligeramente apoyada sobre el ratón si es pequeña o mediana, pero no con manos de generoso tamaño. Personalmente, me resulta cómodo para una mano grande, con una buena ergonomía.

Los botones principales ofrecen un buen clic, no a la altura de los mejores interruptores, mientras que los laterales son muy imprecisos y tienen demasiado recorrido, dificultando su pulsación. La rueda engomada tiene un giro muy poco marcado, lo que permite girarla varias posiciones sin problemas, pero dificulta el girarla solo una con precisión.

Pero lo más importante es hablar de su precisión y rendimiento, algo en lo que su desconocido sensor no termina de convencernos.

El principal problema es que, en movimientos rápidos, se bloquea y deja de seguirnos, quedándose el cursor parado en la pantalla. Para uso ofimático y movimientos normales, no es problema, incluso para movimientos de lado a lado de la pantalla, pero para personas que gusten de movimientos ultrarapidos en juegos, no vale.

Si bien la precisión es buena, aunque los niveles DPI no coincidan con lo especificado según Enotus, que tenga un Polling Rate de 125 Hz provoca que el trazo del ratón se vuelva rectilíneo, por lo que se facilitan los movimientos rectos hacia cualquier lado, pero no los trazos curvos.

Conclusión

La combinación del ratón ADATA XPG INFAREX M10 con la alfombrilla XPG INFAREX R10 ofrece más en lo visual que en lo funcional, pues el ratón no ofrece el rendimiento esperado para un modelo gaming. Como ratón ofimático suple su cometido, pero en cuanto exigimos movimientos rápidos, su sensor se bloquea y deja los 80G lejos de ser reales. Sumado a que los botones laterales no van muy allá y que no cuenta con software de configuración para, al menos, personalizar los niveles de DPI y el color de la iluminación, también supone un lastre para el producto.

 

Podremos encontrarlo a la venta en tiendas como Amazon por 50-55 euros, un precio muy elevado para un ratón que se comporta como los de la gama básica, por mucha alfombrilla e iluminación LED RGB que se le añada.

Principales ventajas
+Iluminación LED RGB
+Alfombrilla bien acabada
+Buena ergonomía para manos diestras medias/grandes
Aspectos Negativos
Sensor de gama muy básica, solo para ofimática
Sin software para configurar DPIs o iluminación
Precio elevado
Otros Aspectos
*Peso elevado, 145 gramos

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Bronce al ratón ADATA XPG INFAREX M10 + R10.

Artículos relacionados