Review: MSI GE63 RAIDER RGB 8RE

Tras el salto de Intel a procesadores de 6 núcleos y 12 hilos para sobremesa, era de esperar que la gama portátil ofreciera lo propio. El nuevo MSI GE63 RAIDER RGB 8RE viene equipado del nuevo procesador Intel Core i7-8750H de la familia Coffee Lake, el cual se acompaña de los gráficos Nvidia GeForce GTX 1060 para dar vida a una pantalla de 15,6 pulgadas Full HD a 120 Hz o 4K a 60 Hz.

Veamos a continuacion sus especificaciones técnicas:

MSI GE63 RAIDER RGB 8RE
ProcesadorIntel Core i7-8750H (2.2 GHz – 3.9 GHz)
6 núcleos / 12 hilos
ChipsetIntel HM360
GráficaNvidia GeForce GTX 1060 6 GB GDDR5
Intel HD Graphics 630
Memoria2 slots SO-DIMM 2400/2666 MHz hasta 32 GB
* 1 x 16 GB DDR4 (2400 MHz)
Almacenamiento2 x M.2 NVMe + 2,5 pulgadas
SSD M.2 Samsung 256 GB + HDD 1 TB
Pantallas disponibles15,6 pulgadas UHD/4K (IPS Level)
15,6 pulgadas Full HD (120 Hz, 3 ms)
Sis. OperativoWindows 10
Conectores2 x USB 3.1 Gen2 Tipo A/C
2 x USB 3.1 Gen1 Tipo A
Lector de tarjetas SD (HC/XC)
Jacks micrófono, auriculares
RJ-45 (Ethernet)
HDMI y Mini-DisplayPort
Bloqueo Kensington
SonidoAltavoces 2.2
DAC ESS Sabre HiFi
Nahimic 3
OtrosWebcam HD (30 fps / 720p)
Red WiFi Intel AC-9560
Red Gigabit Ethernet Killer E2500
Bluetooth v5
Teclado SteelSeries LEDs RGB
Cooler Boost 5
Mystic Light RGB
Batería 6 celdas (51 Whr)
Dimensiones383 x 260 x 29,5 mm
Peso2,49 kg

Antes de comenzar la review, agradecer a MSI su confianza en El Chapuzas Informático al mandarnos este GE63 RAIDER RGB 8RE para su análisis. ¡Comencemos!

Embalaje y Accesorios

El MSI GE63 RAIDER RGB 8RE llega en una caja de cartón neutro que a su vez esconde en su interior una caja negra, mucho menos estilosa que en otros modelos de la marca. Mientras, en el interior, el portátil queda en un primer nivel muy bien protegido y los accesorios a su lado o bajo este.

Además de la documentación, solo se incluye el transformador de corriente de 180W con su correspondiente cable, aunque tampoco necesitamos anda más para arrancar el equipo.

MSI GE63 RAIDER RGB 8RE

Con unas dimensiones de 383 x 260 x 29,5 mm y un peso de tan solo 2,49 kg (batería incluida), el GE63 mantiene la tónica general de la marca con la cara externa imitando al aluminio cepillado de color oscuro y mostrando el logotipo del dragón, el cual se ha actualizado ligeramente perdiendo el rotulo superior. Pero para no faltar a la tendencia actual, ofrece dos tiras LED con iluminación Mystic Light RGB para darle un toque de color a algo que no veremos.

Mientras que en el margen frontal solo encontramos los típicos leds de disco y encendido/carga, en el trasero quedan las dos salidas de aire del sistema de refrigeración, quedando en los laterales toda la conectividad.

Mientras que en el lateral izquierdo disponemos de una pareja de puertos USB 3.1 Gen2 de tipo A y C, en el derecho tenemos otra pareja de puertos USB 3.1 Gen1 de tipo A. además, contamos con salidas de video HDMI y mini-DisplayPort, un lector de tarjetas SD (HC/XC), los conectores jack de 3.5 mm para auriculares y micrófono y un conector RJ-45 para la red Gigabit Ethernet (Atheros Killer E2500), así como el conector de alimentación y el bloqueo Kensington.

Abrimos y encendemos el portátil para encontrarnos con una pantalla de 15,6 pulgadas con resolución Full-HD (1920 x 1080 pixeles) fabricada por Chi Mei, concretamente el modelo CMN15F4. Debemos destacar que ofrece una frecuencia de actualización de 120 Hz y un tiempo de respuesta de tan solo 3 ms, por lo que es perfecta para aprovechar todo el rendimiento de la gráfica dedicada. Además, sobre ella encontramos una Webcam HD (30 fps / 720p) y un micrófono estéreo.

El teclado de tipo chicle está fabricado por SteelSeries y ofrece iluminación LED RGB configurable por software. Como es habitual, algunas de las teclas F1-F12 obtienen doble funcionalidad pulsando la tecla FN, al igual que los cursores y algunos símbolos matemáticos. Anotar también que el portátil cuenta con un sistema de Altavoces 2.2 compuesto por 2 satélites y 2 subwoofers, quedando todo potenciado con la tecnología Nahimic 3, así como con el excelente DAC ESS Sabre Hi-Fi.

La base del portátil ofrece dispone de 4 patas de goma para una buena estabilidad sobre la mesa. Por desgracia, no permite la extracción de la batería sin abrir el portátil, proceso que teóricamente invalida la garantía al romper el sello, pero que desde MSI España siempre nos han confirmado que se mantiene.

Abrimos el MSI GE63 RAIDER RGB 8RE y lo primero que destaca es el sistema de refrigeración Cooler Boost 5, el cual promete minimizar las temperaturas en el procesador y la tarjeta gráfica al contar dos ventiladores para CPU y GPU por separado, así como varios heatpipes.

Por desgracia, la mayoría de componentes quedan en el lado opuesto y tendríamos que desmontar demasiado para mostrarlos, por lo que usaremos las capturas de CPU-Z y GPU-Z para comentarlos en la siguiente sección. Eso si, podemos ver que cuenta con una bahía de 2,5 pulgadas, ocupada por un HDD, 2 slots M.2 y 2 slots para memoria RAM SO-DIMM de hasta 2666 MHz, aunque solo tenemos uno ocupado.

Por último, anotar que dispone de una batería de 6 celdas que ofrece 4730 mAh y 65 Wh, aunque luego hablaremos de su autonomía.

Pruebas

Comenzamos las pruebas sobre el MSI GE63 RAIDER RGB 8RE, el cual llega con el sistema operativo Windows 10 pre-instalado. Echemos en primer lugar un vistazo a las capturas de CPU-Z para centrarnos en el procesador y las memorias.

El procesador no es otro que el nuevo Intel Core i7-8750H de la familia Coffee Lake fabricado en 14 nm. Este ofrece con 6 núcleos y 12 hilos, 9 MB de cache L3 y una frecuencia de 2.20 GHz que asciende hasta 3.90 GHz (Turbo Boost). Marca un TDP máximo de 45W, muy bueno para sus prestaciones. Eso sí, el test de rendimiento nos permite ver como comparado con un i7-7700K de sobremesa, el rendimiento mononúcleo es similar, mientras que el multinúcleo está en torno a un 30% por encima.

Gracias al test de memoria de Aida64 podemos comprobar como la configuración de memoria de un solo modulo DDR4 a 2400 MHz ofrece una tasa de lectura/escritura/copia inferior a lo deseado, pues en una configuración dual-channel debería rondar los 30 GB/s. Siempre podemos añadir un segundo, pero no tiene demasiado sentido tener un procesador top con una configuración de memoria a medias.

De la misma forma, el software GPU-Z nos permite comprobar cómo junto a los gráficos integrados Intel HD 630, que usaremos en el escritorio, disponemos de la tarjeta gráfica Nvidia GeForce GTX 1060. Basada en el mismo núcleo GP106 que el modelo se sobremesa, cuenta con 1280 CUDA Cores (80 TMUs, 40 ROPs) a una frecuencia de 1455/1733 MHz, así como con 6 GB de memoria GDDR5 a una frecuencia de 8 GHz a través de un bus de 192 bits.

Del almacenamiento se encarga un SSD M.2 Samsung MZNLN256 de 256 GB bajo la tecnología SATA III que alcanza tasas de transferencia bastante convencionales, siendo además acompañado por un HDD de 1 TB para el almacenamiento masivo.

Benchmarks y Juegos

A continuación, hemos analizado el rendimiento de la gráfica dedicada haciendo uso de los benchmarks 3DMark Fire Strike y Unigine Heaven 4.0 y comparando los resultados con otros portátiles analizados anteriormente:

De ambos benchmarks podemos extraer que el rendimiento de esta nueva revisión del portátil con el nuevo i7-8750H apenas aporta una mejora de rendimiento, aunque supera obviamente a sus rivales con procesadores i7 de 4 núcleos.

En juegos, las diferencias de procesador dependen mucho del titulo en cuestión, aunque resulta sorprendente que otro modelo con un i5-7300HQ lo supere en varias pruebas. En cualquier caso, con una configuración Full-HD (1920 x 1080) y filtros en nivel “Ultra”, vemos como la potencia que ofrece la GTX 1060 es suficiente para ejecutar la mayoría de juegos por encima de 60 fps y calidad alta/ultra, solo teniendo que bajarlo a niveles medios en algunos de los más exigentes y peor optimizados. Pero claro, tenemos una pantalla que ofrece 120 Hz, por lo que solo en títulos como League of Legends o Counter Strike: Global Offensive podremos alcanzar dicha tasa de FPS con todos los parámetros en Ultra, teniendo que bajarlos notablemente para los juegos exigentes o no alcanzarlo. Al gusto.

Temperaturas, Sonoridad y Autonomía

Para ser un equipo relativamente compacto, las temperaturas alcanzadas por el procesador y la gráfica son bastante buenas. El procesador, ronda los 80-95ºC entre sus diversos núcleos, algo dentro de lo convencional, mientras que la gráfica ronda los 70ºC a pleno rendimiento. Pero si además de mantener las temperaturas a raya, el sistema de refrigeración Cooler Boost 5 mantiene la sonoridad por debajo de los 55 dB, podemos decir que es incluso poco ruidoso, para lo que suelen sonar otros modelos. En silencio, el disipador puede ser molesto, pero cuanto tenemos música o juegos sonando por sus altavoces o por unos auriculares, no tendremos problemas con ello.

Hemos comprobado también cual es el consumo eléctrico del equipo, resultando en 25-30W en reposo y 150W de máxima a pleno rendimiento. Gracias a ello ofrece una autonomía que va desde las 2,5 horas exigiéndole lo mínimo (ofimática y navegación) hasta hora y media exigiéndole en juegos, que, si bien no es demasiado, está en torno a lo esperado.

Software

Con la introducción del nuevo procesador, MSI ha aprovechado para renovar su aplicación Dragon Center, la cual permite monitorizar todos los parámetros de temperatura y carga, así como configurar diferentes perfiles de rendimiento/refrigeración.

Eso sí, tampoco podían faltar las aplicaciones de SteelSeries para configurar la iluminación del teclado y tras la pantalla, Nahimic para configurar el sonido o Killer Network Manager para las redes.

Conclusión

El portátil MSI GE63 RAIDER RGB 8RE supone la actualización esperada a los nuevos procesadores Intel Core i7 de 6 núcleos y 12 hilos, concretamente con el modelo i7-8750H de hasta 3,9 GHz. Este se combina con 16 GB de memoria DDR4 a 2400 MHz, aunque han optado en esta unidad por un solo modulo y por tanto no se aprovecha el dual-channel, y con los gráficos dedicados Nvidia GeForce GTX 1060. Quizás, no es la mejora gráfica para sacarle todo el partido a este procesador, o al menos no la más propicia a un modelo de alta gama, pues con un i5 bien podríamos haber obtenido un rendimiento de lo más similar en juegos.

Hablando de juegos, su rendimiento nos permite jugar sin problemas a casi cualquier título en una resolución Full HD y nivel de filtros ultra o alto, solo teniendo que bajarlos en algunos títulos puntuales. Sin embargo, al contar con una pantalla de hasta 120 Hz, estaremos lejos de conseguirlos excepto en los títulos menos exigentes.

Cuenta además con una combinación de SSD M.2 de 256 GB y un HDD mecánico de 1 TB, una buena combinación de rendimiento y capacidad, aunque muy mejorable.

Podemos encontrar a la venta en España el MSI GE63 RAIDER RGB 8RE con las características aquí descritas por 1.649 euros en tiendas como PcComponentes, un precio elevado cuando podemos optar por el mismo modelo con un i7-7700HQ por unos 300 euros menos, sin perder apenas rendimiento, o incluso combinar dicho procesador con una GTX 1070 por el mismo precio.

Principales ventajas
+Diseño muy compacto y ligero para un portátil gaming
+Procesador Intel Core i7-8750H de 6 núcleos / 12 hilos
+Pantalla de 15,6 pulgadas Full-HD 120 Hz
+Tarjeta gráfica Nvidia GeForce GTX 1060 (6 GB GDDR5)
+16 GB de memoria RAM DDR4 a 2400 MHz
+Teclado SteelSeries con iluminacion LED RGB
+2 x USB 3.1 Gen2 + 2 x USB 3.1 Gen1
Aspectos Negativos
Precio elevado por culpa del procesador
Batería en el interior de la carcasa
Configuración de memoria single-channel
Otros Aspectos
*Iluminación LED tras la pantalla, que no veremos
*Salidas de video HDMI y Mini-DisplayPort
*Windows 10

Desde El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Plata al portátil gaming MSI GE63 RAIDER RGB 8RE.

Artículos relacionados