Review: AMD Ryzen 7 2700X (Chipset X370)

Adelantándonos a la fecha de lanzamiento, el 19 de abril, os presentamos en primicia mundial la review del nuevo AMD Ryzen 7 2700X, el buque insignia de la segunda generación de procesadores AMD Ryzen. Al igual que su predecesor, el Ryzen 7 1700X, dispone de 8 núcleos y 16 hilos, los cuales aumentan sus frecuencias hasta los 3,70 GHz de base, pudiendo alcanzar los 4,35 GHz en modo Boost. con una placa base AMD X470.

Veamos en primer lugar sus especificaciones técnicas completas:

AMD Ryzen 7 2700X
SocketAM4
Proceso de fabricación12 nm
Núcleos / Hilos8 núcleos / 16 hilos
Frecuencia Base3,70 GHz
Frecuencia Turbo4,35 GHz
Cache L32×8 MB
Memoria CompatibleDDR4-2933 Dual-Channel
Líneas PCIe16 líneas
TDP

Antes de comenzar la review, queremos agradecer a AMD el no enviarnos sus productos y por tanto no forzarnos a firmar su NDA, por lo que podemos ofreceros antes que nadie esta review. La semana que viene, el AMD Ryzen 5 2600.

Embalaje y Accesorios

El AMD Ryzen 7 2700X llega en una caja de diseño similar a la de generación previa, dejando ver el procesador desde un lateral y protegiéndolo a la perfección en su interior, así como al disipador.

Además de la tarjeta de garantía y una pegatina de Ryzen 7, este modelo llega acompañado del disipador AMD Wraith Prism, un modelo que adquiere iluminación LED RGB configurable desde un header USB o desde placas compatibles con tiras RGB, por lo que podremos personalizar su iluminación al gusto.

AMD Ryzen 7 2700X

Como adelantábamos, el AMD Ryzen 7 2700X ofrece 8 núcleos, que a su vez ofrecen 16 hilos que parten de una frecuencia base de 3,7 GHz para alcanzar los 4,35 GHz en el modo Turbo gracias a las tecnologías de overclocking automático XFR 2 y Precision Boost Overdrive. Ofrece un total de 2×8 MB de cache L3, así como 8 x 512 KB de cache L2 y 8 x 32 KB + 8 x 64 KB de cache L1, por lo que ofrece un reparto de cache idéntico al del Ryzen 7 1700X.

Como podemos comprobar en CPU-Z, el conjunto de instrucciones soportadas cuenta con MMX(+), SSE, SSE2, SSE3, SSSE3, SSE4.1, SSE4.2, SSE4A, x86-64, AMD-V, AES, AVX, AVX2, FMA3 y SHA, también las mismas que en la primera generación de Ryzen.

Obviamente es un procesador para el socket AM4 y por tanto hace uso del sistema de conexión “Pin Grip Array”, donde los pines están en el procesador y no en la placa base, destacando el uso de un total de 1.331 contactos.

Equipo de Pruebas

Para analizar el rendimiento del procesador AMD Ryzen 7 2700X hemos montado el siguiente equipo de pruebas:

Hemos realizado las pruebas con el disipador AMD Wraith Prism que acompañada el procesador, el cual ofrece un diseño sensacional una vez encendido y dotado de su iluminación LED RGB.

Pruebas

A continuación, os mostramos los resultados de las prueba de rendimiento realizadas sobre este y otros procesadores en benchmarks de calculo (wPrime), renderizado (Cinebench), codificación (x264), memorias (Aida64) o enfocados a juegos (3D Mark).

Nota: No hemos podido realizar pruebas sobre juegos porque la plataforma se volvía inestable al abrirlos, con cuelgues al poco tiempo de arrancarlos o incluso pantallazos azules. Al no contar con drivers específicos para la nueva generación, es algo que podía pasar, pero lo curioso es que sólo sucede en los juegos, el que previsiblemente sería su punto flaco frente a Intel, por lo que tendremos que esperar un poco más para saber si esto seguirá siendo así.

Temperatura, Overclocking y Consumo

Bajo una temperatura ambiente de 20ºC, el AMD Ryzen 7 2700X ofrece unas temperaturas de unos 31ºC en reposo y unos 56ºC en su prueba de estrés, un valor realmente bueno que mejora ligeramente el de la generación previa. El disipador cumple correctamente en cuanto a sonoridad, rondando los 40 dB a pleno rendimiento, aunque podría subir hasta los 45 dB si lo llevamos al límite.

Sobre el consumo, decir que ha mejorado notablemente quedando en torno a 200W para el equipo completo en la prueba de estrés de Aida64 (sin discos ni GPU). Es similar al que ofrecen los procesadores Intel i7, mejorando en unos 50W el del Ryzen 7 1700X.

El overclocking sigue sin ser el punto fuerte de estos procesadores, pues si bien han aumentado sus frecuencias frente a la generación previa, solo hemos conseguido llevar los 8x núcleos hasta los 4.20 GHz con 1.4V. La aplicación Ryzen Master OC no hemos podido usarla por no tenerla actualizada para dar compatibilidad a estos procesadores, pero sin problemas desde la BIOS.

Conclusión

El AMD Ryzen 7 2700X supone una buena revisión del Ryzen 7 1700X con el que ya AMD nos sorprendió el pasado año, mejorándolo en todos los aspectos.

Por un lado, tenemos unas mayores frecuencias, las cuales incluso aumentan notablemente con el nuevo modo XFR 2. Esto supone una mejora en torno al 10% en los diferentes benchmarks que hemos pasado frente a su antecesor, algo similar a lo que ofrece Intel en cada nueva generación (hasta la 8ª). Sin embargo, las memorias parecen no comportarse correctamente, aunque puede deberse a no contar con drivers específicos para esta generación todavía. Lo comprobaremos próximamente.

En juegos no hemos podido analizar si han mejorado su pobre rendimiento frente a Intel, pues hemos tenido problemas como ya hemos comentado con todos ellos. De nuevo, lo reanalizaremos cuando tengamos placas base X470 (o acceso a una nueva BIOS para el chipset X370).

Si los precios que veíamos en Amazon Alemania en el día de ayer son ciertos, saldrá a la venta en torno a 335 euros, compitiendo de tú a tú con el i7-8700K, por lo que nos quedamos en una situación similar a la de la generación previa.

Principales ventajas
+Buena relación rendimiento/precio para entornos profesionales
+Excelente rendimiento multinúcleo
+Temperaturas y consumo muy buenos
+8 núcleos / 16 hilos
+Compatible con placas base de generación previa
Aspectos Negativos
Las memorias no terminan de ir finas, al menos de momento
Poca capacidad de overclocking
Otros Aspectos
*Desconocemos su rendimiento en juegos

Por lo tanto, desde El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro a este procesador por su buena mejora frente a la generación previa, aunque aun tiene mucho por demostrar, sobre todo en juegos.

Artículos relacionados