MSI

AMD Navi no se usará para dar vida a GPUs de alto rendimiento, y Vega a 7nm no es para gamers

Con el lanzamiento de las Radeon RX 500X indicábamos que AMD había perdido el norte, y hoy llega nueva información que pone en duda el futuro de la compañía en el segmento gráfico destinado a los gamers.

Para empezar, todos los jugadores exigentes esperábamos que la renovada arquitectura Vega a un proceso de fabricación de 7nm trajera unas GPUs capaces de competir con Nvidia después del estrepitoso fracaso que supuso Vega a 14nm, la cual solo era capaz de plantar cara a la GeForce GTX 1080 mediante la fuerza bruta (= alto consumo) mientras que la GeForce GTX 1080 Ti nunca tuvo rival.

Esto se esperaba que cambiara con Vega a 7nm, pero ahora sabemos que esto no será así: Vega 7nm no será un chip gráfico, sino un chip enfocado a la Inteligencia Artificial tal y como dio a conocer la propia Lisa Su, CEO de AMD.

Die Vega 64 Vega 10 HBM2 0

Hay que recordar que prácticamente la totalidad (por no redondear y decir todas) las Radeon RX Vega fueron absorbidas por el mercado minero evitando que AMD se encontrara en un serio problema financiero, al igual que sucedió con las Radeon RX 500, lo que ha permitido que la compañía se relaje viendo como sus tarjetas gráficas se vendían sin problema alguno aunque a un mercado completamente opuesto al que estaba destinado.

Tras esto, la compañía no ha reaccionado, ha vuelto a lanzar una nueva familia de refritos, Vega 7nm no llegará al mercado de consumo, y las malas noticias continúan con la próxima arquitectura gráfica: AMD Navi.

AMD Navi llegará a un proceso de fabricación de 7nm, pero por desgracia, serán unos silicios de gama baja y media, es decir, que cubrirán todo el espectro que cubre a día de hoy Polaris (Radeon RX 400/500 Series), esperando que un verdadero chip de alto rendimiento llegue en algún momento del año 2020, lo que supone que Nvidia gozará de al menos un par de años manteniendo el liderazgo en todos los sentidos mientras que un gigante dormido, Intel, se encuentra en las sombras preparando su incursión en el mercado de tarjetas gráficas dedicadas para el segmento gaming, y aquí es donde AMD podría encontrarse con un serio problema al basar una estrategia de dependencia a los mineros y al mercado de las consolas.

vía: Fudzilla

Artículos relacionados