SpaceX pondrá a prueba los cohetes que nos llevarán a Marte a mediados del próximo año

Elon Musk anunció que los primeros “vuelos cortos arriba y abajo” con los cohetes BFR de SpaceX tendrán lugar en la primera mitad del próximo año. El BFR es considerado el sucesor espiritual de Falcon Heavy, y en su diseño actual usaría un total de 37 motores Raptor (31 en el cohete propulsor y seis en la nave espacial) que deberían entregar el doble de potencia que un cohete Saturno V.

Está destinado a ser completamente reutilizable y sería el primer vehículo de SpaceX diseñado para misiones más allá de la Tierra. Si bien las misiones a Marte son el objetivo final, también debería ser capaz de realizar viajes de regreso a la Luna (con reabastecimiento en el espacio) y misiones de reabastecimiento de la estación espacial. Gracias a sus potentes motores, el BFR puede transportar alrededor de 150 toneladas de peso, lo que se traduce en multiplicar por cinco la carga que es capaz de llevar al espacio el Falcon Heavy.

Es fácil ser escéptico sobre el objetivo de principios de 2019, y no solo debido a los calendarios históricamente demasiado ambiciosos de Musk. Este tipo de viaje interplanetario es ambicioso incluso para la NASA, y la altura del BFR, de casi 107 metros, lo hace mucho más grande que Falcon Heavy (Saturn V, en comparación, tenía 110 metros de altura).

También hay muchos nuevos factores a considerar. SpaceX tiene la ventaja de que acumula mucha más experiencia que hace unos años, sin embargo, tiene una trayectoria de empujar con éxito los límites de los vuelos espaciales. Ahora todo se resume a si SpaceX ha aprendido lo suficiente para cumplir sus objetivos con el BFR.

vía: Engadget

Artículos relacionados