El Oukitel WP5000 (5.7″ y 5000 mAh) nos muestra su resistencia a los golpes y caídas

Tras mostrarnos la semana pasada su resistencia al elemento líquida, esta vez el Oukitel WP5000 se somete a unas pruebas mucho más duras para comprobar hasta dónde es capaz de llegar su chasis de categoría rugerizada.

Para ello el smartphone fue sometido a caídas de hasta 4.5 metros, golpeado con un martillo, o sufrió el peso de un turismo. Todas las pruebas fueron sometidas con éxito, por lo que garantiza que en la vida cotidiana el terminal pueda sobrevivir sin problema alguno en cualquier entorno, sobretodo en el de los trabajos que sea fácil que el terminal sea capaz de caerse o sufrir golpes.

 

Especificaciones

 

El Oukitel WP5000 está construido en torno a un panel de 5.7 pulgadas que llegará en un formato de 18:9 que se podría traducir en una resolución Full HD+ de 2160 x 1080 píxeles propulsada por medio del SoC MediaTek Helio P25 (8x Cortex-A53 + GPU Mali-T880 MP2 @ 900 MHz) acompañado de unos muy generosos, e innecesarios, 6 GB de memoria RAM junto a 64 GB de almacenamiento interno, el cual se podrá ampliar con una tarjeta microSD de hasta 128 GB de capacidad.

OUKITEL WP5000 1 740x376 0

En la parte trasera tendremos acceso a una configuración de doble cámara empleando un sensor principal y secundario de 16 + 5 megapíxeles acompañado de un flash LED de doble tono y un lector de huellas dactilares. En el frontal tenemos un sensor de 8 MP, y la información conocida se completa con el uso de una generosa batería de 5000 mAh de capacidad y un chasis con la certificación IP68 resistente al agua y polvo, junto a las bondades de ser rugerizado, que se traduce en soportar golpes y caídas.

Por desgracia, para conocer otros detalles relevantes, como su precio, tocará esperar a que el Oukitel WP5000 se anuncie oficialmente.

Artículos relacionados