Review: EVGA Z370 FTW

Recién aterrizada en España, ya tenemos con nosotros la nueva la EVGA Z370 FTW, el modelo con el que la marca quiere atesorarse una porción de la plataforma LGA1151 de Intel. Equipada con el chipset Z370, ofrece un diseño sobrio característico de la marca, sin lucecitas LED ni demasiadas florituras que sean innecesarias.

Comencemos viendo sus especificaciones técnicas:

EVGA Z370 FTW
FormatoATX (305 x 244 mm)
SocketLGA 1151
ChipsetIntel Z370
Soporte CPUIntel Coffee Lake (8ª Generación)
VRM 11 fases
Memoria4 x DIMM DDR4-4133+/2666
Duad-channel hasta 64 GB
Slots expansión3 x PCIe 3.0 x16 (x16/x8x8)
* Soporte CrossFire / SLI 2-way
1 x PCIe 2.0 x16 (x4)
3 x PCIe 2.0 x1
Almacenamiento6 x SATA III 6 Gbps
Soporte Raid 0, 1, 5, 10
2 x M.2 Key-M (32 Gbps) + 1 x M.2 Key-E
RedesIntel I219 Gigabit LAN
AudioRealtek ALC1220 7.1
Conectividad2 x USB 3.1 Gen2 Type-A/C (10 Gbps, traseros)
10 x USB 3.0 (6 traseros, 2 headers)
2 x USB 2.0 (header)
Salidas de video: HDMI 1.4 y DisplayPort 1.2
BIOSDual UEFI BIOS
OtrosIncluye 2 M.2 Thermal Pads

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a EVGA por enviarnos la placa EVGA Z370 FTW para su análisis.

Embalaje y Accesorios

La EVGA Z370 FTW llega en una caja de cartón con gran cantidad de información a lo largo y ancho de sus caras, partiendo de sus especificaciones técnicas y definiendo sus principales características.

Al abrir la caja, encontramos un mensaje que nos emplaza a no devolver la placa a la tienda donde la compremos en caso de algún problema, pues EVGA se haría cargo directamente.

En el interior, encontramos los accesorios en un primer nivel y la placa base en un segundo nivel protegida por un marco de poliespán y una bolsa antiestática.

Además del manual de usuario y el disco de drivers, encontramos 2 pads termincos para las unidades M.2 y una chapa adhesiva con el logo de EVGA, así como 3 bolsas que esconden el resto de accesorios.

En ellas, encontramos el protector de los puertos traseros, un puente SLI y una pareja de cables SATA III.

EVGA Z370 FTW

Una vez tenemos entre manos la EVGA Z370 FTW, lo primero que llama la atención son las pegatinas sobre el socket y las memorias, las cuales nos dan información acerca de la compatibilidad.

Una vez retiradas, nos encontramos ante una placa base que combina el color negro con el gris en un diseño muy sobrio, aunque algo agresivo en cuanto a los disipadores, ofreciendo unas dimensiones de 305 x 244 mm, por lo que mantiene el formato ATX.

Veamos sus principales características por partes:

En la zona superior podemos encontrar el socket LGA 1151 que solo da soporte a los procesadores Intel Coffee Lake de 8ª generación, pues los de 7ª/6ª generación no son compatibles con el chipset Z370 y viceversa, al menos de forma oficial, pues hace unos días volvíamos a ver un i3-8350K sobre una placa Z170.

Dicho lo anterior, nos centramos de nuevo y dirigimos la mirada al VRM de 11 fases que alimenta al procesador, siendo a su vez alimentado desde el conector ATX de 8 pines, como no podía ser de otra forma.

Como en generaciones previas, disponemos de 4 slots para memorias DDR4 bajo una arquitectura dual-channel que nos permite instalar un máximo de 64 GB de memoria de hasta 2666 MHz por defecto, aunque prometen compatibilidad hasta los 4133 MHz bajo OC sin problemas.

En la zona inferior, encontramos 2 slots PCIe x16 3.0 que permiten configuraciones x16/x8x8 en CrossFire y SLI 2-way, quedando además ambos carenados para ofrecer mayor resistencia al peso de las gráficas. También disponemos de un PCIe x16 2.0 y 3 slots PCIe 2.0 x1 tradicionales, de los que poco o nada tenemos que comentar.

A todos ellos se suman 2 slots M.2 Key-M que permiten tasas de transferencia de hasta 32 Gbps y un slot M.2 Key-E de menor formato, siendo los primeros los más indicados para SSDs NVMe de alto rendimiento.

Nos centramos en el margen inferior para detallar la conectividad de la EVGA Z370 FTW.

  • Alimentación adicional PCIe 6 pines (ATX_PWR_6P)
  • Panel de Audio Frontal (CFPA)
  • Salida audio digital (SPDIF_OUT)
  • Ventilador Sistema (CHA_FAN)
  • Ventilador Auxiliar (AUX_FAN)
  • Header USB 2.0 (USB HDR 1/2)
  • Header USB 3.0 (USB3.0 HDR 1/2)
  • Botones y LEDs frontales (PANEL1)
  • Altavoz de sistema

De lo anterior debemos destacar el conector ATX_PWR_6P que permite dar mayor potencia a los slots PCIe x16, algo que solo sería necesario para configuraciones SLI con OC, aunque estas no sean demasiado habituales. También destaca la inclusión del altavoz de sistema sobre el propio PCB, no necesitando poner uno colgando como de costumbre.

Pasamos al margen derecho para encontrarnos con el resto de conectores:

  • 6 x SATA III 6 Gbps (Raid 0, 1, 5, 10)
  • Header USB 3.0 (USB3.0 HDR 3/4)
  • Selector BIOS 1/2
  • Alimentación ATX de 24 pines
  • Pantalla LED temperatura CPU
  • Botones Power y Reset
  • Ventilador Power (PWR_FAN)

Toca ahora destacar el selector entre las dos BIOS, ofreciendo una de respaldo, los botones físicos Power y Reset, muy útiles desde un benchtable, y la pantalla LED de segmentos que permite monitorizar directamente la temperatura de la CPU.

La EVGA Z370 FTW también cuenta con numerosos conectores traseros:

  • Botón reset BIOS
  • Salidas de video HDMI 1.4 y DisplayPort 1.2
  • 2 x USB 3.1 Gen2 Type-A/C (10 Gbps)
  • 6 x USB 3.0
  • RJ45 (Intel I219 Gigabit LAN)
  • 5 x Jack 3.5 mm
  • S/PDIF óptico

La conectividad trasera es la esperada, a excepción de no contar con ningún puerto USB 2.0 y si con un cómodo botón para resetear la BIOS.

En la esquina inferior izquierda, como es habitual, se encuentra la zona de audio, en la que encontramos el chip de Realtek ALC1220, un modelo con sonido 7.1 que no está vitaminado ni por condensadores japoneses ni por ningún tipo de amplificador de auriculares de altas prestaciones.

Giramos por último la placa base para comprobar como el PCB también es completamente negro desde este lado, usándose tornillos para sostener los disipadores y carenado, los cuales retiramos para ver la placa base en su total desnudez.

Pruebas

Para nuestras pruebas, hemos configurado el siguiente equipo sobre la EVGA Z370 FTW:

A diferencia de la mayoría de modelos actuales, no cuenta con iluminación LED decorativa, siendo la única la proveniente de algunos indicadores o de la pantalla que nos muestra la temperatura del procesador.

Nada más arrancar el equipo, usamos el software CPU-Z para comprobar que los parámetros ya comentados son correctos, aunque no se muestre la tabla SPD. Sin embargo, hemos notado que, al pasar nuestra batería de pruebas, los resultados eran inferiores a lo esperado con la configuración de BIOS por defecto, teniendo que colocar el multiplicador en manual x40 en lugar de automático para que rinda como en el resto de plataformas. Realmente no es que estemos realizando overclocking al procesador, simplemente que el modo automático no activa correctamente el modo Turbo de los núcleos y ofrece un rendimiento inferior a lo que corresponde. De ahí que mostremos en los tests las dos tantas de pruebas realizadas, todas con el i5-8400 a excepción de una con el i5-8600K, de ahí su mayor rendimiento.

Anotar además que el procesador no permite overclocking (solo 3% del BCLK), por lo que no hemos podido hacer pruebas al respecto.

BIOS

La BIOS UEFI de la EVGA Z370 FTW ofrece un diseño algo más tosco que el de sus rivales, aunque ofrece todo lo que cabe esperar de una BIOS y la configuración es clara y sencilla. La pestaña Overclock permite configurar todos los aspectos del procesador, mientras que Memory hace lo propio para las memorias.

Las pestañas Advanced, Boot y Save & Exit son también bastante convencionales, sin nada especial que destacar sobre ellas.

Software

El apartado de software de la EVGA Z370 FTW tampoco es para tirar cohetes, pues solo ofrece la aplicación EVGA E-LEET Tuning Utility X desde la que podemos monitorizar y configurar la mayoría de parámetros de similar forma a lo que podemos hacer desde la BIOS, al menos en cuanto a frecuencias del núcleo y voltajes en general.

Conclusión

La EVGA Z370 FTW podría parecer una placa base impresionante por sus siglas, tal y como ocurre con las gráficas de la marca, pero una vez vemos sus especificaciones vemos que están en torno a la media. Si bien ofrece todo lo que cabe esperar de una placa base Z370, algunos detalles como una BIOS y un software poco depurados juegan en su contra frente a la cantidad de rivales que tiene en el mercado, más cuando por defecto no activa correctamente el modo Turbo del procesador analizado.

A su favor, la inclusión de un tercer slot M.2 frente a los dos más habituales en las Z370, la pantalla LED para indicarnos la temperatura del procesador desde la propia placa base y los botones de encendido, reset y reset BIOS sobre/tras la propia placa.

Podemos encontrarla ya a la venta en tiendas como Coolmod por unos 235 euros, un precio elevado para las características que ofrece.

Principales ventajas
+Diseño sobrio, fuera de la estetica gaming para variar
+VRM 10 fases
+3 slots M.2 + 6 x SATA
+Numerosos puertos USB
+Pantalla LED para temperatura del procesador
+Botones encendido, reset y reset BIOS
+Doble BIOS
Aspectos Negativos
Precio elevado
No activa correctamente el modo turbo del procesador analizado
BIOS y software algo simples
Otros Aspectos
*Formato ATX
*Permite configuraciones CrossFire / SLI 2-way

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Plata a la placa base EVGA Z370 FTW.

Artículos relacionados