Review: Corsair Carbide 275R

Siguiendo la estela de la 270R, tenemos el placer de presentaros en el día de su lanzamiento la nueva Corsair Carbide 275R, una evolución que trae consigo el cristal templado y otras novedades.

Veamos en primer lugar sus especificaciones técnicas:

Corsair Carbide 275R
FormatoSemitorre / ATX
Dimensiones455 x 215 x 460 mm (alto, ancho, profundo)
MaterialesChasis de acero
Frontal de plástico
Lateral principal de cristal templado tintado
BahíasInternas:
2 x 3.5/2.5 pulgadas
4 x 2.5 pulgadas
RefrigeraciónFrontal: 3 x 120 mm / 2 x 140 mm (Incluido 1 x 120 mm)
* Permite radiador 280/360 mm
Trasero: 1 x 120 mm (incluido)
* Permite radiador 120 mm
Superior: 2 x 120 mm / 1 x 140 mm
* Permite radiador 240 mm
Ranuras expansión7 slots
Panel Frontal2 x USB 3.0
2 x Jack 3.5 mm (auriculares y micrófono)
OtrosFuente de alimentación ATX hasta 180 mm
Compatible disipadores hasta 170 mm
Compatible gráficas hasta 370 mm

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a Corsair por cedernos esta caja para su análisis.

Embalaje y Accesorios

La Corsair Carbide 275R viene en una caja de cartón neutro que muestra su diseño en líneas, sus especificaciones técnicas y sus principales características a lo largo y ancho de sus caras.

En su interior queda muy bien protegida por un marco de poliespan, así como por una bolsa de plástico, mientras que una segunda bolsita esconde el manual de usuario, la tarjeta de garantía y una llave Allen que luego veremos para que sirve.

Además, en una caja de cartón escondida en el interior del propio chasis, encontramos toda la tornillería necesaria para montar cualquier dispositivo y algunas bridas de plástico para organizar el cableado.

Corsair Carbide 275R

Tras desembalar la Corsair Carbide 275R, nos encontramos ante una semitorre de medias dimensiones 455 x 215 x 460 mm (alto, ancho, profundo) y un diseño muy sobrio y elegante, perfecta para los que quieren escapar de la estética gaming tan de moda.

Su frontal no podría ser más simple, bueno si, quitando el logo de Corsair de la zona inferior, pero le queda estupendo.

El lado principal está completamente cubierto por un cristal templado tintado que permite entrever el interior del chasis, siendo la principal evolución frente a la 270R que usaba una ventana acrílica. Mientras, el lado opuesto, sigue siendo metálico y completamente opaco.

El lado posterior nos muestra la posición inferior de la fuente de alimentación, la posibilidad de regular la altura del ventilador y las 7+2 tapas de slots, de las que hablaremos más luego.

El lado superior ofrece la posibilidad de instalar 2 ventiladores de 120 mm en combinación con un radiador de 120/240 mm, aunque también permite un solo ventilador de 140 mm en la zona más adelantada. Aún más adelantados quedan los conectores y botones frontales, destacando la pareja de puertos USB 3.0 junto a los conectores jacks habituales para auriculares y micrófono.

Un último vistazo al lado inferior nos muestra un filtro antipolvo removible para la fuente de alimentación y 4 robustas patas que quedan a su vez apoyadas sobre tiras de goma para evitar la transmisión de vibraciones a la mesa.

Interior

Tras retirar el cristal y la tapa metálica de ambos laterales, podemos acceder al interior de la Corsair Carbide 275R y echarle un vistazo a fondo.

Esta nos ofrece espacio para instalar placas base ATX, obviamente también las de menor formato, y se ofrece capacidad para disipadores de hasta 170 mm de altura y gráficas con hasta 370 mm de longitud, por lo que no estaremos limitados en ninguno de los dos aspectos. A su derecha, quedan dos huecos engomados para el paso de los cables al lado trasero y dos espacios en los que instalar dos unidades de 2.5 pulgadas, las cuales quedarán expuestas, pero no su cableado que también pasará rápidamente al lado trasero.

En la zona frontal ofrece espacio para 3 ventiladores de 120 mm o 2 ventiladores de 140 mm, así como para radiadores de hasta 280/360 mm, viniendo una unidad de 120 mm incluida.

En la zona posterior encontramos también un ventilador de 120 mm, así como 7 tapas de slots reutilizables y 2 que teóricamente permiten colocar la gráfica en posición vertical, aunque no se incluye el cable riser como de costumbre.

Como ya adelantamos, en el lado superior podemos instalar 2 ventiladores de 120 mm en combinación con un radiador de 120/240 mm, o instalar una sola unidad de 140 mm a la derecha.

Siguiendo la nueva moda de diseño, la fuente de alimentación queda carenada para ocultarla por completo, así como su cableado, por lo que tendremos un interior mucho más organizado con facilidad.

Giramos la torre para ver cómo tras la placa base podemos instalar otras 2 unidades de 2.5 pulgadas, mientras que en la zona inferior disponemos de 2 bandejas para 2 unidades de 3.5/2.5 pulgadas y espacio para una fuente de alimentación de hasta 180 mm de profundidad.

Un último vistazo nos permite ver el cableado que, más allá de los conectores de dos hilos para botones y LEDs, incluye un header USB 3.0 y otro para el audio HD.

Conclusión

La Corsair Carbide 275R está enfocada a un público que huye de la estética agresiva tan de moda, pues ofrece un diseño sobrio y elegante como pocos. Eso sí, no por ello dejaremos de lado el cristal templado tintado que nos permita entrever las entrañas de nuestro equipo o el carenado de la zona inferior para ocultar fácilmente el cableado, el cual quedará completamente invisible desde el lado principal.

En su interior, podemos instalar placas base ATX, gráficas de hasta 370 mm de longitud y disipadores de hasta 170 mm, por lo que sin limitaciones en este aspecto. Tampoco estamos muy limitados en cuanto a refrigeración líquida, pues admite un radiador frontal de hasta 360/280 mm, uno superior de hasta 240 mm y uno trasero de 120 mm.

Deberíamos poder encontrarla próximamente a la venta con un precio oficial de 84.90 euros, el cual es bastante interesante para un modelo como este con sus posibilidades y acabados.

Principales ventajas
+Diseño sobrio y elegante, bien rematado
+Lateral principal de cristal templado tintado
+Excelente organización del cableado con carenado de la fuente
+Incluye 2 ventiladores de 120 mm
+Compatible con disipadores de hasta 170 mm
+Permite radiadores de 360/280, 240 y 120 mm
+2 bahías de 2.5” a la vista y numerosas ocultas
Aspectos Negativos
Nada que destacar
Otros Aspectos
*Permite fuentes ATX de hasta 180 mm

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Platino al chasis Corsair Carbide 275R.

Artículos relacionados