Xi’an UnilC comienza a producir su propia memoria DDR4 para nutrir a una hambrienta China

Buenas noticias para el mercado de la memoria DDR4 de mano de Xi’an UnilC, la cual ha visto el momento oportuno para sumarse a este mercado dominado por dos gigantescas compañías que han decidido pactar precios e incluso la producción para seguir vendiendo sus chips de memoria a precio de oro ante una gran demanda de teléfonos móviles donde cada vez es más normal verlos con 6 y 8 GB de memoria RAM.

Xi’an UnilC entra por la puerta grande, y para ello hay que recurrir a la historia y hablar de Qimonda. En su época llegó a ser el segundo mayor productor de memoria DRAM, y llegó a producir memoria DDR, DDR2 y DDR3, aunque fue en el año 2009 cuando se declaró en quiebra. Tras su bancarrota fue comprada por Inspur Group, una empresa multinacional de tecnología de la información con sede en Jinan, Shandong, China.

Al comprar Qimonda Inspur Group se quedó con su Propiedad Intelectual, y esa IP se la ha dado a su filial Xi’an UnilC para que se convierta en el primer productor chino de memoria DDR4, y todo ello con un completo desarrollo interno de la tecnología, aunque la incógnita está en el proceso de fabricación que empleará; eso no está siendo claramente comercializado por la empresa, pero es casi seguro que no es un proceso de producción de primera línea.

Xi’an UniIC se encargará de la fabricación de módulos SO-DIMM de 4 y 8 GB de capacidad; UDIMM de 4 y 8 GB; y UDIMM ECC de 4 GB. Todos estos módulos funcionarán a una frecuencia de 2133 MHz con unas latencias CL15-15-15 y un voltaje de 1.2v. Todos estos módulos hacen uso de unos chips de memoria DDR4 de Xi’an UnilC de 4 Gb de capacidad.

Si bien los módulos no representan ninguna novedad y no supondrán ningún problema para sus rivales, aquí lo único importante es que ya tenemos la primera empresa china que puede crear y aprovechar su propia producción de chips de memoria DDR4 sin depender de nadie, y esto significa que comenzará una gigantesca expansión con el fin de nutrir a una China hambrienta de chips de memoria, por lo que ni tan siquiera necesita exportar sus productos, se fabrica y se vende en casa.

Por otro lado, otro jugador más permitirá tener más memoria en circulación, aliviando así ligeramente el estancamiento que está sufriendo el mercado y, con eso, ayudar a disminuir los precios de forma progresiva.

vía: TechPowerUp

Artículos relacionados