El gobierno de Trump pretende privatizar la Estación Espacial Internacional

Con la presentación de los presupuestos para este año en Estados Unidos, la Administración Trump está desvelando los planes que quiere llevar a cabo durante los próximos meses. Desde grandes recortes en energías renovables, hasta planes para nacionalizar las tecnologías 5G, ahora Donald Trump ha presentado su nuevo plan, según el cual quiere privatizar la Estación Espacial Internacional (ISS).

donald trump nasa 740x411 0

De este modo, tal y como indica el Proyecto de Presupuestos, el Gobierno de Estados Unidos dejará de financiar la Estación Espacial Internacional a partir del próximo año 2024, el año en el que expira el acuerdo realizado en 2014 entre los países de Rusia, Japón, Canadá, la Unión Europea y, obviamente, Estados Unidos cuyo propósito era el de colaborar económicamente para mantener operativa la estación. Por el momento, el país estadounidense, desde el comienzo del proyecto, ha financiado alrededor de un 66 por ciento del capital total aportado por todos los países, es decir, unos 105.600 millones de dólares, frente a los 160.000 millones totales.

Según se indica en el informe de presupuestos, Donald Trump quiere dejar de financiar la ISS para privatizar el proyecto y así que el sector privado se encargue de "operar ciertos elementos o capacidades de la Estación Espacial Internacional como parte de una operación comercial". Sin embargo, existe un problema mayoritario, y es que si finalmente esta privatización se produce, el gobierno de Trump estaría, regalando la ISS al sector privado, teniendo en cuenta el gran capital que han destinado al proyecto, algo que han manifestado los propios republicanos ante la propuesta.

estacion espacial internacional iss 1

Otro de los problemas más grande es el técnico y financiero, puesto que por el momento no está asegurado que el sector privado pueda tener la capacidad para asumir el control íntegro de la ISS. A este problema podríamos responder que empresas como SpaceX, que ya tienen el permiso gracias al anterior gobierno de Obama para operar con la estación, podrían asumir el control en su momento. Sin embargo, una reciente auditoría realizada por el gobierno descarta a la firma de Elon Musk, puesto que indica que la empresa no estará preparada para llevar astronautas en los próximos años.

vía: theverge

Artículos relacionados